Alfa Dom y Su Sustituta Humana Capítulo 482

Alfa Dom y Su Sustituta Humana Capítulo 482

#Capítulo 482 – Familia en crecimiento Ella

“¿Qué quieres decir con que hice nevar?” Cora me frunce el ceño mientras se mueve por la cocina preparando mimosas. “Eso es ridículo, debes haberlo imaginado”.

“¡Nevó por completo!” Protesto, riendo y negando con la cabeza, girándome hacia Sinclair en la mesa en busca de apoyo.

“Así fue”, dice, levantando las cejas hacia Cora mientras le entrega a Rafe otra rodaja de manzana. “”Las noticias están completamente desconcertadas por la repentina ola de frío que desapareció inmediatamente por la mañana. Lo llaman el milagro del duque”.

“¿¡Qué!?” Cora jadea y se gira para mirar a Sinclair con los ojos muy abiertos.

“Eso es genial”, dice Roger, sonriendo al bebé Jesse en sus brazos, quien mira a su padre con ojos somnolientos. La magia de mamá, Jesse”, susurra. ” Es muy genial.”

“Ustedes solo están tomando el pelo”, suspira Cora, apoyándose en el mostrador mientras giro la perilla de la estufa, cortando el fuego debajo de la sartén con huevos, salchichas y tocino que terminé de freír.

“Dominic habla muy en serio”, digo, asintiendo con la cabeza hacia Cora con las cejas levantadas. “En serio, llegó a los medios la noticia de que la querida duquesa de la nación tuvo su bebé y esa noche nevó inusualmente temprano; la gente está enloquecida”. Me río un poco cuando empiezo a repartir el desayuno en platos.

“Dios mío”, dice Cora, cubriéndose la cara con las manos. “Ni siquiera quise hacer eso. ¿De verdad crees que fui yo?”

“Tiendes a afectar el clima cuando estás emocional”, dice Roger, sonriendo a su compañero mágico encogiéndose de hombros felizmente. “Creo que tiene mucho sentido.”

“Oh, eso es tan extraño”, dice Cora con un suspiro, sacudiendo la cabeza hacia Roger y luego hacia mí. “La gente va a empezar a descubrir qué podemos hacer, Ella”, dice. “Vamos a necesitar algún tipo de historia”.

“Creo que mis secretos ya han salido a la luz”, digo, haciendo una pequeña mueca. “

¿Y por qué tenemos que decirle algo a alguien? Simplemente dejemos volar los rumores: no es asunto de nadie más que nuestro”.

“Sí”, dice Cora, poniendo los ojos en blanco antes de volver a su tarea anterior de agregar la cantidad más pequeña del mundo de jugo de naranja a copas de champán casi llenas. “Hasta que nos quemen en la hoguera por ser brujas o algo así”.

“No les dejaremos hacer eso”, murmura Sinclair, sonriendo un poco mientras centra su atención en el desayuno de Rafe.

“Además”, dice Roger, encogiéndose de hombros hacia Cora como si fuera intrascendente, “no es que vaya a funcionar. Puedes simplemente llover sobre el fuego, Cora.

Me eché a reír ante esto y Cora, a su pesar, también se ríe.

“Bueno, lo que sea”, suspira, llevando primero una mimosa a Roger y Sinclair, quienes murmuran su agradecimiento. “Supongo que tienes razón y realmente no importa, al menos no hasta que nuestros hijos desarrollen algunos dones extraños que terminan siendo peligrosos o algo así. O convertirlos en parias sociales”.

Regresa al mostrador, me entrega un vaso de mimosa y toma uno para ella, alzándolo por todos nosotros a modo de brindis. El resto de nosotros también levantamos nuestras copas, brindamos por el bebé Jesse y luego bebemos profundamente.

Bueno, beben profundamente. Finjo el mío, simplemente dejando que las burbujas del champán presionen mis labios antes de dejar la bebida en el mostrador, cuidadosamente escondida donde Cora no pueda verla.

Porque por mucho que normalmente me encantaría brindar por el nacimiento de mi sobrino con una bebida festiva para el desayuno…

Bueno, mis razones para no beber son mucho mejores. Aún así, es el día de Cora y no quiero robarle el protagonismo todavía. No es que crea que a ella le importaría, sólo… un anuncio feliz a la vez.

“¿Cómo durmió?” Pregunto, levantando la barbilla hacia Jesse.

“A ratos”, dice Cora, cruzándose de brazos y frunciéndole el ceño. “Pero eso es normal, ¿verdad?”

Asiento, sonriéndole un poco. “Pronto encontrará sus patrones, no se preocupe. ¿Cómo has dormido?”

“Más o menos lo mismo”, dice, dándome una pequeña sonrisa. “Seguí despertándome cada vez que a él le gustaba… moverse”.

Le sonrío, recordando ese hábito en los primeros días de un nuevo bebé. “Tú también te acostumbrarás”.

“Bueno, algunas personas”, dice Cora, riéndose y mirando a Roger, “ya están acostumbradas”.

“No puedes envidiarme mi sueño, Cora”, dice Roger, mirándola sin avergonzarse de sí mismo. “Es autocuidado. No me disculparé por ello”.

“Ahora tienes un bebé que cuidar”, le lanza, aunque sonríe. Sonrío, realmente apreciando su relación burlona. “Hay que ser un poco más desinteresado”.

“Cuidaré al bebé durante el día”, dice Roger, señalando al bebé que sostiene en su brazo. “Por la noche, él es tu hijo”.

Todos nos reímos de nuevo, sobre todo porque sabemos que no habla en serio. Roger, al igual que Sinclair, seguramente hará su parte del cuidado de los niños sin quejarse, de día o de noche. Simplemente se burlará más de Cora al respecto, sobre todo porque sabe que eso la hace reír.

“¿Cómo puedes cuidar al bebé todo el día?”, pregunta Sinclair, mirando con picardía a su hermano, “

¿Mientras diriges al ejército desde el palacio?

“Lo traeré conmigo”, dice Roger, sonriendo a Jesse como si fuera obvio. “Nunca es demasiado pronto para acostumbrar al niño a una sala de guerra”.

Sonrío, imaginándome a Roger con su uniforme de almirante con un bebé dormido sobre su hombro y un pequeño vómito goteando por su espalda. Y, sinceramente, no me importa tanto como probablemente debería. Estos papás de Sinclair… no creo que vayan a dudar en incorporar a sus hijos a las actividades del día a día de sus vidas.

Sin embargo, mientras lo considero, mi mano se desplaza pasivamente sobre mi estómago, porque me pregunto en voz baja si ocurrirá lo mismo cuando haya una chica en la foto. ¿Roger habría dicho lo mismo: que nunca es demasiado pronto para que un niño se acostumbre a una sala de guerra si Jesse hubiera sido una niña y no un niño?

Suspiro un poco, esperando que no sea verdad. Porque esta pequeña niña… va a crecer con dos grandes chicos Alfa que son apenas un año mayores que ella, y voy a hablar con ellos si intentan excluirla de sus actividades sólo porque es una mujer.

¿Estás bien? Dice Sinclair, pasando las palabras discretamente a mi mente pero manteniendo sus ojos en Rafe mientras Cora prepara los platos del desayuno que olvidé en mis reflexiones.

Sí, digo, dejándole ver mi luz de preocupación pero también haciéndole saber que no se trata de nada grande. Solo… pensamientos de mamá.

Él asiente y me da una pequeña sonrisa mientras me siento a su lado.

Nuestro desayuno es delicioso, pero se acaba demasiado rápido. Antes de lo que me gustaría, Sinclair pone una mano en mi rodilla y me mira con expresión triste, haciéndome saber en silencio que realmente tenemos que regresar al palacio. Después de todo, él es un rey y, si bien nuestra familia es lo primero y siempre les dedicaremos tiempo, tenemos responsabilidades.

“Oh, no”, dice Cora, haciendo un puchero mientras nos mira. “¿Muy pronto?”

“Lo siento”, digo con un suspiro. “Quiero decir, si aceptaras mi oferta de mudarme al palacio mientras Jesse sea un bebé,

Pero ella simplemente se ríe y me saluda con la mano mientras se levanta, recoge nuestros platos y los tira en el fregadero. “No es posible. Nos acabas de dar esta casa, no nos mudaremos otra vez sólo para tener una niñera gratis”.

“Una tía libre”, digo, levantándome y moviéndome alrededor de la mesa para despedirme de Roger y Jesse. “Lo cual es mucho mejor. ¡Adiós bebé Jesse! ¡Nos vemos pronto!” Me inclino para besar a mi sobrino bebé mientras Roger lo sostiene a salvo en sus brazos.

“Ella”, dice Cora, frunciendo el ceño mientras sostiene mi mimosa no borracha, que encontró todavía sentada junto al fregadero. “

¿Por qué no bebiste esto?

En el mismo momento, justo cuando estoy erguido, Roger de repente me agarra la muñeca y sus ojos se abren como platos mientras me mira. “Espera un segundo…” dice, con voz sospechosa.

Me quedo quieto, mis ojos se dirigen a Cora, que me mira confundida, y luego a Sinclair, que empieza a sonreírme un poco, sacudiendo la cabeza mientras está de pie con Rafe en sus brazos.

“Ella”, dice Roger, girando lentamente mi muñeca y olfateándola durante mucho tiempo. ” ¡Ay dios mío!” jadea, mirándome con repentino deleite. “¡Eres! ¡Lo eres totalmente! ¿¡Cómo me perdí esto!?

“¿Señorita qué?” Pregunta Cora, sus ojos recorriendo hacia nosotros.

“Estabas distraído”, dice Sinclair, riendo y encogiéndose de hombros.

“¿¡Perder qué!?” Cora exige de nuevo, poniéndose erguida. Pero luego sus ojos se abren cuando mira la mimosa no borracha que tiene en la mano. “¡Ay dios mío!” ella jadea.

“Bueno”, digo, volviéndome para sonreírle a mi pareja. “El secreto ya ha salido a la luz, ¿no?”

Alfa Dom y Su Sustituta Humana novela completa

Alfa Dom y Su Sustituta Humana novela completa

Score 9.3
Status: Ongoing Type: Author: Artist: Released: Nov 11, 2023 Native Language: Spanish
"Alfa Dom y Su Sustituta Humana" es una historia escrita por Caroline Above que explora la relación entre un hombre dominante, conocido como el "Alfa Dom", y su nueva sustituta humana. La trama se desarrolla en un mundo donde existen relaciones basadas en roles de poder y sumisión, y donde los sustitutos humanos son personas que se ofrecen voluntariamente para ocupar el lugar de alguien en estas relaciones. En este contexto, la protagonista, una joven llamada Emily, decide convertirse en la sustituta humana del Alfa Dom después de un riguroso proceso de selección y entrenamiento. El Alfa Dom es un hombre enigmático y dominante, que ha vivido una vida de éxito y poder en el mundo de los negocios. Su personalidad fuerte y su deseo de control son características que definen su papel en esta sociedad. A pesar de su naturaleza autoritaria, también muestra una faceta protectora y cuidadosa hacia Emily. Emily, por otro lado, es una mujer joven y valiente que busca una experiencia que desafíe sus límites y le permita descubrir más sobre sí misma. A medida que se adentra en su papel como sustituta humana, experimenta una mezcla de emociones que van desde la incertidumbre hasta la excitación. A lo largo de la historia, vemos cómo Emily se adapta a su nueva vida y cómo enfrenta los desafíos que surgen en su relación con el Alfa Dom.

Alfa Dom y Su Sustituta Humana novela completa

La dinámica entre Emily y el Alfa Dom es el núcleo de la trama. A medida que pasan más tiempo juntos, su relación evoluciona y se profundiza. La autora explora temas de confianza, comunicación y consentimiento en el contexto de una relación BDSM (Bondage, Disciplina, Dominación, Sumisión, Sadismo y Masoquismo). Aunque la historia presenta elementos de erotismo y sensualidad, también aborda la importancia del respeto mutuo y la consciencia de los límites de cada uno. A medida que Emily se sumerge en su papel, también se enfrenta a desafíos personales y emocionales. A lo largo de la trama, vemos su crecimiento como individuo y su empoderamiento a medida que aprende a comunicarse de manera efectiva con el Alfa Dom y a establecer sus propios límites. La trama se complica cuando surgen conflictos externos que ponen a prueba la relación entre Emily y el Alfa Dom. Estos desafíos presentan oportunidades para que ambos personajes demuestren su fortaleza y determinación para superar las adversidades juntos. La prosa de Caroline Above es evocadora y detallada, lo que permite a los lectores sumergirse en el mundo y las emociones de los personajes. La autora utiliza un lenguaje sensual y emotivo para describir las interacciones entre Emily y el Alfa Dom, lo que añade una capa adicional de profundidad a la historia. En última instancia, "Alfa Dom y Su Sustituta Humana" es una exploración apasionada de la dinámica de poder en las relaciones humanas, así como un viaje de autodescubrimiento y crecimiento personal para los protagonistas. La historia equilibra hábilmente la sensualidad con la vulnerabilidad y el respeto mutuo, lo que la convierte en una lectura cautivadora para aquellos interesados en el romance erótico con elementos de BDSM y relaciones complejas. En resumen, "Alfa Dom y Su Sustituta Humana" es una novela escrita por Caroline Above que narra la relación entre un hombre dominante y su sustituta humana, explorando temas de poder, sumisión y crecimiento personal. A medida que los personajes principales, Emily y el Alfa Dom, se sumergen en su relación, enfrentan desafíos emocionales y externos que ponen a prueba su conexión. La historia es una mezcla cautivadora de erotismo, sensibilidad y exploración de la psicología humana, y ofrece una perspectiva única sobre las complejidades de las relaciones BDSM.

Alfa Dom y Su Sustituta Humana por Caroline Above novela completa

Comment

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Options

not work with dark mode
Reset