¡Ella Ya Está Casada Señor! Capítulo 116

¡Ella Ya Está Casada Señor! Capítulo 116

Capítulo 116

Los ojos de Rocio de repente se llenaron de lágrimas al recordar todo aquello. Temerosa de que Danilo la viera en ese estado, rápidamente bajó la cabeza y tomó el ponche que le ofreció, bebiéndola lentamente, sin levantar la mirada.

Al verla comer tranquila, el rostro de Danilo se iluminó con una sonrisa limpia y sincera. No solo no lo rechazó esta vez, sino que incluso bebió obedientemente las cosas que le dio. Entonces, ¿significaba esto que en realidad no lo odiaba tanto como él pensaba?. Él la miró en silencio, sus ojos no se desviaron de ella, como si estuviera contemplando a su amada. Mientras miraba, se sintió cada vez más cautivado por ella.

Después de que ella terminó de beber el ponche y la leche, él apartó la mirada con disimulo y tomó una servilleta para secarle la comisura de la boca.

A pesar de la poca iluminación, los presentes aún pudieron percibir claramente el profundo cariño de su presidente hacia ella.

No habían previsto que la señorita Santana, a quien habían asumido como una simple acompañante femenina, era en realidad la persona que su presidente realmente estimaba. Al ver esta escena, algunos ejecutivos no pudieron resistir la tentación, el impulso de sacar sus teléfonos y tomar fotografías discretamente de ellos.

Danilo sintió una ligera inquietud limpiando las comisuras de su boca.

Roció quería alejarlo, pero con tantos ojos sobre ellos, sabía que no podía darse el lujo de avergonzarlo frente a todos, así que no hizo nada y dejó que le limpiara la boca.

Al ver que ella aún no lo había rechazado, la sonrisa de Danilo se hizo más profunda. Después de limpiarle las comisuras de los labios, bajó la cabeza y le preguntó a Rocío con una voz suave: “¿Ha tenido la oportunidad de conocer a mi hermano antes, señorita

Santana?”.

Él sentía que el rechazo de Rocío hacia él debía tener algo que ver con su hermano mayor, así que tuvo que pedirle claramente que se resolviera el resentimiento que ella tenía contra él en su corazón.

Rocío frunció el ceño. “¿Tienes un hermano?”.

Danilo asintió. “Sí, su nombre es Mario García. Fue el ex presidente del Grupo García. ¿Lo conoces? ¿Has escuchado hablar sobre él?”.

Rocío negó con la cabeza; ella nunca había prestado atención a las noticias sobre el Grupo García, por

lo que no tenía ni las más mínima idea de quién era Mario.

Las cejas de Danilo se fruncieron gradualmente, le sorprendía que ella nunca haya

escuchado acerca de su hermano.

Rocío no tenía ningún conocimiento acerca de su hermano mayor, lo que indica que él no la había buscado.

Era posible que su hermano mayor hubiera utilizado su nombre para tratar con Rocío,

llevándola a tener una visión prejuiciosa de él.

Danilo rápidamente le preguntó: “Quiero saber si hace cinco años, ¿te hice algo malo?”.

Rocio supuso que había venido a ponerla a prueba una vez más, y al instante sintió repulsión. Ella espetó: “No”.

Su respuesta fue instantánea y sin vacilaciones, lo que provocó que la expresión de Danilo se congelara por un momento.

Si su hermano mayor no había buscado a Rocío con su propio nombre, sólo podría significar que él no la buscaba a ella.

Ella ya no lo amaba.

Cuando contempló esta posibilidad, sintió que su corazón dolía incontrolablemente.

Si recuperaria sus recuerdos, ¿qué pasaría?.

Rocío no se dio cuenta de la peculiar conducta de Danilo y se puso de pie. “Voy al baño un

momento”.

Comer un simple plato de comida no fue suficiente para regular su condición física, lo que indicaba que su cuerpo estaba en muy mal estado.

Al darse cuenta de que Danilo estaba perdido en sus pensamientos, asumió que estaba pensando en algo, y no lo había escuchado, por lo que no esperó a que respondiera y solo salió del salón de banquetes rápidamente.

El baño del Hotel Haitiano era espacioso y lujoso, con varios espejos artísticos

tridimensionales en el centro.

Rocío miró su reflejo en el espejo 3D y se maquilló con un toque hermoso y glamoroso. En verdad cada vez se parecía más a Sonia.

Al verse así, lo odiaba. Retrayendo su mirada rápidamente del espejo, entró al baño.

Cuando salió para lavarse las manos, la puerta del baño se cerró de golpe, acompañada por el sonido de la cerradura haciendo clic en su lugar.

Dándose la vuelta rápidamente para ver quien era, sintió que algo andaba mal. Pasando por alto los espejos tridimensionales que bloqueaban su vista, vio a Jaime, estaba ahi sentado en una silla de ruedas.

Estaba vestido con una bata de hospital, una máscara que cubría su rostro, sus manos apoyadas en los brazos de la silla de ruedas. Sus ojos oscuros, amenazadores y llenos de odio estában fijos en ella.

¡Ella Ya Está Casada Señor!

¡Ella Ya Está Casada Señor!

Score 0.0
Status: Ongoing Type: Released: 2023
¡Ella ya está casada Señor! Novela Capítulo Completo Como la amante secreta de Sebastián Peralta, Rocío Santana le dedicó cinco años de su vida. Creyó que siendo obediente y sumisa podría conquistar su corazón, pero al final él la abandonó. Durante todo el tiempo que pasaron juntos, Rocío nunca causó ningún problema y siempre fue amable, sin pedirle ni una sola vez un céntimo. Al final, abandonó su mundo en silencio.
Sin embargo, cuando se disponía a casarse con otra persona, el señor Peralta se convirtió de repente en un individuo enloquecido y la inmovilizó contra la pared, besándola apasionadamente. Rocío no entendía muy bien sus intenciones ni por qué actuaba así.

Comment

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Options

not work with dark mode
Reset