¡Ella Ya Está Casada Señor! Capítulo 133

¡Ella Ya Está Casada Señor! Capítulo 133

Capítulo 133

Las palabras de Susan fueron un golpe fatal para Danilo.

“¿Cada vez?”.

Levantó sus ojos rojos como la sangre con incredulidad y miró lentamente a Susan.

“En estos cinco años, ¿ha estado con Sebastián?”.

“Si”.

Susan le respondió débilmente, lo que dejó a Danilo devastado por completo.

Él había creído que solo se había vendido una vez, pero se sorprendió al descubrir que había estado con ese hombre durante cinco años.

Ahora todo tenía sentido, la mirada posesiva de Sebastián hacia Rocío, el comportamiento de Roció cuando se encontraban con él, considerando que habían estado juntos por tanto tiempo, era lógico.

Entonces, ¿qué debería hacer ahora?. La amó durante quince años completos.

El amor había estado tan profundamente arraigado en él desde el principio que parecía haberse convertido en parte de su propio ser antes de que perdiera la memoria.

La amaba tanto que preferiría morir en un accidente automovilístico antes que dejar que ella estuviera con otro hombre para salvarlo.

No podía aceptarlo, mientras imaginaba a Rocío acostada al lado de otro hombre y siendo utilizada por este.

Cuando descubrió que ella se había sacrificado para salvarlo, se enfureció como un loco,

acusándola.

No pudo soportarlo, ni siquiera una vez, entonces mucho menos lo soportaría cuando había

sido por cinco años.

Había sido reacio a lastimar a Rocío desde que era un niño, pero ella había estado con

Sebastián durante cinco años.

Su corazón dio un espasmo inmenso y se contrajo dolorosamente, causando que le dolieran las extremidades y los huesos. Su visión se nubló y de repente se desmayó.

Al ver a Danilo colapsar repentinamente frente a ella, Susan se asustó e inmediatamente llamó a sus guardias de seguridad para que lo ayudaran a llevarlo al hospital.

Habiendo acomodado a Danilo y dejado el hospital, ya era tarde. Susan suspiró con preocupación e impotencia, sacó su teléfono para enviarle un mensaje a Rocío.

“Rocío, deberías venir temprano al hospital a ver a Luis. Parece que tiene algo importante que decirte”.

Al ver este mensaje, Rocío respiró hondo, preguntándose por qué Danilo la buscaba con tanta urgencia.

Aunque ella ya había tomado un medicamento especial, la condición de su cuerpo no había

mejorado rápidamente.

La herida en su espalda aún era tan dolorosa que no podía ir al hospital, aunque quisiera.

Lo pensó y le respondió a Susan: “Prometo que iré lo antes posible”. Luego dejó su teléfono y miró a Sebastián que la estaba ayudando a sacar la aguja.

Tenía que estar con suero intravenoso cada día. Sebastián estaba allí cambiando botellas de suero y también brindándole comida y agua.

Él había estado cuidándola personalmente, aunque este tipo de cosas podrían haber sido hechas por los sirvientes.

Rocío miró fijamente a aquel hombre que no se parecía para nada al Sebastián que ella conocía, ella pensó que él la ayudaba a recuperarse rápidamente y solo para aliviar deseos una vez que ella se recuperara.

Estaba completamente desanimada al pensar en eso, lo que hizo que ignorara el comportamiento amable de Sebastián.

Pero bajo el supuesto de que él creía que ella se había acostado con Danilo, se negaría incluso a tocarla.

Cuando Sebastián sacó la aguja, sus dedos bien definidos presionaron el dorso de su mano. Cuando él lo sacó, ella inmediatamente retrajo su mano por el dolor y la sensación de su piel.

Evitando tocarlo, Sebastián se sintió un poco molesto mientras la miraba fríamente con sus ojos agudos.

“He tocado cada parte de tu cuerpo muchas veces. ¿Por qué te da pena ahora?”.

El tono de desdén cuestionador siempre había sido su tono.

Solía pensar que él era dominante, pero ahora sentía que él nunca la había visto como alguien importante.

Rocío frunció los labios y permaneció en silencio, su rostro pálido mostraba una pizca de terquedad.

Sebastián levantó sus delgados dedos y la agarró de la barbilla, obligándola a mirarlo. “¿Quieres ver a Luis?”.

Al escuchar de nuevo el nombre de Luis de su boca, el corazón de Rocío de repente dio un vuelco y empezó a latir rápidamente.

Rápidamente recordó que cuando le envió el mensaje a Susan, Sebastián debió haberlo visto.

¡Ella Ya Está Casada Señor!

¡Ella Ya Está Casada Señor!

Score 0.0
Status: Ongoing Type: Released: 2023
¡Ella ya está casada Señor! Novela Capítulo Completo Como la amante secreta de Sebastián Peralta, Rocío Santana le dedicó cinco años de su vida. Creyó que siendo obediente y sumisa podría conquistar su corazón, pero al final él la abandonó. Durante todo el tiempo que pasaron juntos, Rocío nunca causó ningún problema y siempre fue amable, sin pedirle ni una sola vez un céntimo. Al final, abandonó su mundo en silencio.
Sin embargo, cuando se disponía a casarse con otra persona, el señor Peralta se convirtió de repente en un individuo enloquecido y la inmovilizó contra la pared, besándola apasionadamente. Rocío no entendía muy bien sus intenciones ni por qué actuaba así.

Comment

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Options

not work with dark mode
Reset