¡Ella Ya Está Casada Señor! Capítulo 135

¡Ella Ya Está Casada Señor! Capítulo 135

Capítulo 135

Mientras veía desaparecer de su vista aquella figura orgullosa y distante, Rocío dejó escapar un profundo suspiro de alivio.

Ella había pensado que él enviaría a alguien para que la llevara de regreso solo porque se había metido en un punto muerto con Sebastián.

Sin embargo, no solo no había enviado a nadie para que la llevara de regreso, solo le había enviado sirvientes para que la cuidaran bien.

Nunca volvió a aparecer en su habitación, era como si se hubiera olvidado por completo de ella.

Liliana le había estado administrando unos medicamentos especiales durante varios días consecutivos y su cuerpo se recuperó pronto.

Aunque su salud no era tan buena como antes, todavía podía levantarse y moverse; sin embargo, incluso el esfuerzo de ir al baño la dejaba demasiado exhausta.

Liliana le dijo claramente que el medicamento especial que había traído para ella solo podia aliviar el dolor, pero no podía retrasar la cuenta regresiva de la vida. Estaba destinada a morir, y nadie podía salvarla.

Cuando salió del baño con las manos en la pared, Liliana estaba empacando el equipo. Al ver que estaba cubierta de sudor frío, Liliana se acercó rápidamente para ayudarla y la sostuvo.

“Señorita Santana, debe ir al hospital para el último tratamiento. No se fuerce demasiado. No podrá soportarlo”.

“No”.

Rocío negó con la cabeza con firmeza.

Liliana suspiró. Si sigues así, el señor Peralta se enterará la verdad tu enfermedad.

Rocío frunció los labios y forzó una sonrisa a Liliana. “Entonces, Liliana, ¿puedes sacarme de aquí?”.

“Nadie se atreverá a ayudarte y sacarte de aquí sin el permiso del señor Peralta”, sonrió Liliana con impotencia.

Rocío ya no le puso las cosas difíciles a Liliana. Con su ayuda, volvió a sentarse en la

cama.

“Probablemente no podrás comer mucho en este momento. Bebe más agua”. Liliana recogió la taza que tenía a su lado y se la entregó a Rocío.

Cuando un paciente en estado avanzado de deterioro cardíaco comía demasiado, su estómago sangraba fácilmente. Solo podía depender del agua para mantener sus signos vitales.

Sin embargo, no pasaría mucho tiempo antes de que ni siquiera pueda beber agua. Para entonces, su vida llegaría a su fin.

Cuando Rocío tomó el agua, miró hacia arriba y quiso agradecer a Liliana, pero vio el rasguño en su rostro.

“Doctora, ¿qué le pasó en su rostro?”.

Justo ahora, cuando Liliana estaba haciendo el chequeo y las gotas intravenosas, pudo ver de cerca à Liliana.

Notó varios rasguños profundos en la cara de Liliana y se dio cuenta de que estaba herida.

Liliana se tocó la cara y dijo con indiferencia: “Me rasguñó un paciente cuando intentaba intervenirlo”.

La forma más sencilla que tenía el señor Peralta de pedirle a Liliana que se ocupara de Sonia, era tomar la iniciativa de admitir que ella era la mujer que subió al auto Sebastián aquel día.

Justo cuando se puso de pie para asumir la culpa, la señorita Nadal había llevado a un grupo de personas al hospital, la golpearon, la destrozaron e incluso la arañaron el rostro algunas veces.

De acuerdo con las instrucciones de Sebastián, se abstuvo de decirle a Rocío quién la había arañado y en cambio respondió con una frase liviana.

Liliana dijo que el paciente la rasguñó, entonces Rocío creyó había tenido una disputa con el paciente, por lo que no hizo más preguntas.

“Recuerde utilizar algún medicamento o crema para eliminar las cicatrices”.

Liliana tenía una mirada gentil y elegante, su rostro poseía un estándar de belleza que no debería arruinarse.

Liliana asintió y respondió con un “OK”, luego se fue con la caja de medicinas.

Era directora general de un hospital privado y por lo general estaba bastante ocupada.

Si no fuera por Sebastián, hubiera sido muy difícil traer a Liliana aquí para que ella pueda recibir tratamiento.

El corazón de Rocío se llenó de ansiedad al pensar en Sebastián.

Ella no sabía lo que él quería. Iba a casarse con la mujer de sus sueños, pero aun así la encerró en casa.

¿Tal vez podría ser que deseara tanto a Sonia como a ella?

Si ese era el caso, entonces Sebastián era demasiado ambicioso.

Rocío miró hacia la altísima ventana, el cielo se había oscurecido de repente y la lluvia caía

a cántaros.

A veces el clima resultaba muy compatible con su estado de ánimo, y no pudo evitar suspirar profundamente.

¡Ella Ya Está Casada Señor!

¡Ella Ya Está Casada Señor!

Score 0.0
Status: Ongoing Type: Released: 2023
¡Ella ya está casada Señor! Novela Capítulo Completo Como la amante secreta de Sebastián Peralta, Rocío Santana le dedicó cinco años de su vida. Creyó que siendo obediente y sumisa podría conquistar su corazón, pero al final él la abandonó. Durante todo el tiempo que pasaron juntos, Rocío nunca causó ningún problema y siempre fue amable, sin pedirle ni una sola vez un céntimo. Al final, abandonó su mundo en silencio.
Sin embargo, cuando se disponía a casarse con otra persona, el señor Peralta se convirtió de repente en un individuo enloquecido y la inmovilizó contra la pared, besándola apasionadamente. Rocío no entendía muy bien sus intenciones ni por qué actuaba así.

Comment

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Options

not work with dark mode
Reset