¡Ella Ya Está Casada Señor! Capítulo 16

¡Ella Ya Está Casada Señor! Capítulo 16

Capítulo 16

“¡Sebastián!”

Lorenzo, que se había recuperado del susto por tales acciones, lo llamó

apresuradamente, pero él ni siquiera volvió la cabeza.

Jaime miró la espalda de Sebastián y preguntó significativamente: “¿Qué le pasó a

Sebastián?”.

Lorenzo sonrió. “Él es el único heredero del Grupo Peralta. Está bajo mucha presión y ocasionalmente tiene un temperamento extraño. Por favor, no le hagan caso”.

Tras una sencilla explicación, Lorenzo levantó su copa y se disculpó con Jaime y Rocío. “Iré por él”.

AMD

Después de beber el vaso de una sola vez, Lorenzo lo colocó sobre la mesa y dijo en voz baja: “Adelante, todos continúen jugando. Voy a volver a ver cómo está”.

Su comportamiento estaba en su lugar, y sus palabras eran educadas. Jaime no tenía motivos para no dejarlo ir. “Entonces volvamos a vernos la próxima vez”.

Lorenzo asintió, se puso la camisa, recogió la chaqueta del traje y salió a toda prisa.

Andrea todavía quería jugar el siguiente juego, pero al ver que Lorenzo se había ido, solo pudo tirar las cartas en su mano y seguirlo rápidamente.

Una vez que la gente más importante se había ido, la habitación privada se sintió mucho más vacía. Jaime sintió una punzada de tristeza y distraídamente se frotó la

frente.

Tenía la intención de dejar que Sebastián divirtiera y luego discutir el proyecto, pero antes de que pudiera hablar, Sebastián ya se había ido, todo resulto desafortunado.

Jaime ya no estaba de humor para jugar. Hizo un gesto con la mano y expulsó a los demás de la habitación privada.

Después de que todos se fueron, se giró para mirar a Rocío, con los ojos llenos de duda. “¿Conoces a Sebastián?”.

Desde un principio, Sebastián había estado incomodando a Rocío, especialmente después de escuchar que se había acostado con ella, se volvió aún más duro.

Esto fue suficiente para demostrar que los dos se conocían y que la relación que tuvieron no era simple.

Rocío estaba arrodillada en el suelo, su pequeño rostro todo manchado de vino tinto, era una belleza rota.

Lentamente levantó la mano y se limpió el vino tinto de la cara. Ella respondió con indiferencia: “Sí, si nos conocemos”.

Como era de esperar, Jaime se inclinó un poco y examinó a Rocío. “¿Cómo?”

Rocío sabía de qué sospechaba y dijo con calma: “Yo sabía que me parecía mucho a la señorita Nadal, así que aproveché para ponerle algo en la taza cuando le entregaba unos documentos al señor Peralta. Pensé que después de que se acostara conmigo, podría subir a la cima, escalar de nivel. No esperaba que no cayera en mi trampa e incluso me persiguió. Tal vez fue por eso que dijo que estaba sucia y que era barata”.

Las dudas de Jaime fueron parcialmente disipadas por su explicación.

Originalmente había pensado que Sebastián y Rocío tenían algún tipo de relación.

Después de todo, un hombre que se dirige a una mujer debe ser por amor.

Sin embargo, no esperaba que fuera porque Rocío quiso extorsionar a Sebastián y fracasó.

Sin embargo, también estaba un poco sorprendido. ¿Rocío en serio quería ir a la cama con Sebastián? ¿No estaba ella interesada en el dinero?

Rocío parecía haber visto a través de las dudas de su corazón y dijo con indiferencia: “Yo lo amaba”.

Sus ojos brillaron con una tenue luz de amor, suficiente para hacer creerle todo a

Jaime.

“Entonces así es como es”.

Después de que Jaime no tuviera dudas, levantó a Rocío y la sentó en su regazo.

Sus dedos fríos limpiaron el vino tinto en su rostro y cuello. Mientras la limpiaba, tocó el vino tinto.

“Bebé, no esperaba que fueras tan audaz. De hecho, tuviste la audacia querer ir a la cama con Sebastián”.

Deseaba que hubiera sido él. Se la habría comido entera.

Rocío estaba todo rígida y no se atrevía a moverse, temerosa de provocar a Jaime.

Reprimió las náuseas y fingió estar tranquila. “Señor Ferreyro, cuando un día me enamore de usted, también seré tan atrevida como lo fui con él”.

“No puedo esperar. ¡Déjame hacerlo ahora!”. Dijo Jaime, pegándose a su sexy y hermosa espalda que estaba empapada en vino tinto.

Después de decir eso, abrió el vestido de Rocío y quiso quitarle las ropa interior.

Rocío estaba tan sorprendida que su rostro palideció por lo que estaba a punto de pasar. Luchó con todas sus fuerzas.

Sin embargo, no esperaba que provocaría aún más a Jaime. Al contrario este la abrazó más y la besó salvajemente.

“¡Señor Ferreyro!”.

Rocío fue abrazada por detrás por él, por lo que solo pudo poner sus manos detrás contra su pecho.

Miró su bolso. No podía sacarlo del sofá frente a ella.

Rocío estaba tan desesperada, pero tuvo que obligarse a mantener la calma.

“Sr. Ferreyro, ¿quiere obtener el proyecto del señor Peralta? ¡Tengo una manera de conseguirlo para usted, siempre y cuando me suelte ahora!”.

Jaime jugueteaba con su vestido. Cuando la escuchó decir la palabra proyecto, sus dedos se detuvieron por un momento. “¿Me ayudarás a conseguir el proyecto?”.

Había ofendido a Sebastián. ¿Cómo podría conseguir el proyecto?

Sin embargo, Rocío dijo con firmeza: “Aunque no logré seducir al señor Peralta la última vez, hubo un momento en que me consideró la señorita Nadal. Incluso grabé un video. Si uso esto como una amenaza para ayudarte a conseguir un proyecto, él definitivamente te daría el proyecto”.

¡Ella Ya Está Casada Señor!

¡Ella Ya Está Casada Señor!

Score 0.0
Status: Ongoing Type: Released: 2023
¡Ella ya está casada Señor! Novela Capítulo Completo Como la amante secreta de Sebastián Peralta, Rocío Santana le dedicó cinco años de su vida. Creyó que siendo obediente y sumisa podría conquistar su corazón, pero al final él la abandonó. Durante todo el tiempo que pasaron juntos, Rocío nunca causó ningún problema y siempre fue amable, sin pedirle ni una sola vez un céntimo. Al final, abandonó su mundo en silencio.
Sin embargo, cuando se disponía a casarse con otra persona, el señor Peralta se convirtió de repente en un individuo enloquecido y la inmovilizó contra la pared, besándola apasionadamente. Rocío no entendía muy bien sus intenciones ni por qué actuaba así.

Comment

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Options

not work with dark mode
Reset