¡Ella Ya Está Casada Señor! Capítulo 25

¡Ella Ya Está Casada Señor! Capítulo 25

Capítulo 25

Roció empujó la máquina intravenosa hacia su sala. Susan acababa de regresar de comprar comida. Cuando la vio levantarse, se acercó apresuradamente a ayudarla.

“Estás caminando por todas partes como si no te hubiera pasado nada, justo después de que la fiebre disminuyó. ¿Acaso quieres morir?”

“Tienes una enfermedad del corazón. Tienes que tener cuidado”. Susan la presionó contra la cama y la sermoneó con cara seria.

Rocio sintió un calor en su corazón. Ella frunció los labios y sonrió. “Fui a buscar el informe”.

“Te ayudaré a conseguirlo. ¿Por qué estás caminando?”. Susan dijo mientras abría la tapa de la caja de comida.

“¿Dónde está el informe? Muéstramelo”, dijo con preocupación.

Rocio parpadeó. No quería mentirle a Susan, pero aun así no estaba de acuerdo que ella supiera de su verdadera condición. “Ya fui al médico y olvidé traerme el informe”.

Cuando Susan la escuchó decir esto, no pensó demasiado en ello. A ella solo le importaba su condición física. “Entonces, ¿qué dice el informe?”.

Rocío respondió sin prisas: “Es solo un análisis de sangre como cualquier otro. No dice nada grave”.

“Tú no eres como los demás”, dijo Susan, con la mirada fija en Rocío. “Tienes una afección cardíaca. El análisis de sangre es el examen más importante, como para que te lo olvides”. Hizo una pausa y miró fijamente a Rocío.

“Lo sé. Pero el médico dijo que todo está bien. Todo es normal. No te preocupes”, dijo Rocío con una sonrisa.

“Compré tu tortilla favorita. Come algo primero”, dijo Susan mientras le entregaba la comida a Rocío.

Rocío tomó un tenedor y comenzó a comer.

Susan miró a la pálida Rocío y dudo de su respuesta.

Si no había oído mal, Rocío estaba llamando a Luis mientras tenía fiebre.

Ese chico siempre la había perseguido. Después de tantos años, era la primera vez en mucho tiempo que la escuchaba decir el nombre de Luis en sueños.

Susan quería preguntarle a Rocío acerca de Luis, supuestamente estaba enterrado en lo más profundo de sus recuerdos, pero no quería reabrir las heridas de Rocío. Susan lo pensó durante un momento, pero finalmente optó por callarse. Luis era alguien que había muerto en el pasado. Solo aumentaría sus preocupaciones si lo mencionara.

Rocío estaba saciada después de comer solo medio plato. Dejó la cuchara y le preguntó a Susan: “¿No deberías ir a trabajar?”.

“Ya estoy tarde. Será mejor que me tome el día libre”. Susan señaló su reloj.

“Entonces tú…”.

“Me tomaré dos días libres para cuidarte”.

“Debería aprovechar esta oportunidad para descansar”, dijo Susan mientras se

acostaba en la cama vacía a su lado.

“Gracias, Susan”, dijo Rocío con una sonrisa amable.

“Rocío, dormiré una siesta. Despiértame si necesitas algo”. Susan agitó la mano y bostezó.

“Si, adelante, no te preocupes”, asintió Rocío. “Estaré bien con las enfermeras y los médicos aquí”.

Sólo entonces Susan cerró los ojos y se durmió de lo cansada que estaba.

Susan trabajaba en el club nocturno y la mayor parte del tiempo trabajaba en el turno de noche, por lo que estaba muy ocupada y cansada.

Ella no ingresó a la universidad. Sin un diploma así, le era casi imposible encontrar un trabajo de oficina.

No encontró ningún buen trabajo después de graduarse de la escuela secundaria. Entonces pensó en ir al club nocturno a trabajar ya que era la única manera de instalarse en Andalucía.

Al principio era la encargada de vendedor los vinos, pero luego su desempeño fue bueno y se convirtió en gerente.

Después de unos años de mucho esfuerzo, compró una casa y un automóvil. Podría considerarse un pequeño logro para otros, pero no fue fácil.

Afortunadamente, Susan tenía un novio confiable hasta el momento y los dos se iban a casar el nueve del próximo mes.

Una vez que se case, ya no tendría que identificarse como huérfana y podría construir su propia familia.

Ya que Susan había trabajado duro todos estos años, su futuro parecía brillante.

En cuanto a Rocío, no quería más que vivir hasta ese día. Mientras pudiera vivir hasta el día de la boda de Susan, no se arrepentiría de nada.

¡Ella Ya Está Casada Señor!

¡Ella Ya Está Casada Señor!

Score 0.0
Status: Ongoing Type: Released: 2023
¡Ella ya está casada Señor! Novela Capítulo Completo Como la amante secreta de Sebastián Peralta, Rocío Santana le dedicó cinco años de su vida. Creyó que siendo obediente y sumisa podría conquistar su corazón, pero al final él la abandonó. Durante todo el tiempo que pasaron juntos, Rocío nunca causó ningún problema y siempre fue amable, sin pedirle ni una sola vez un céntimo. Al final, abandonó su mundo en silencio.
Sin embargo, cuando se disponía a casarse con otra persona, el señor Peralta se convirtió de repente en un individuo enloquecido y la inmovilizó contra la pared, besándola apasionadamente. Rocío no entendía muy bien sus intenciones ni por qué actuaba así.

Comment

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Options

not work with dark mode
Reset