¡Ella Ya Está Casada Señor! Capítulo 51

¡Ella Ya Está Casada Señor! Capítulo 51

Capítulo 51

Aunque estaba muy confundida, rápidamente cogió el teléfono y contestó.

Rocio, ven a la oficina.

La suave voz del presidente que emanaba desde adentro, la tranquilizó.

Después de dar la orden, colgó sin darle oportunidad a Rocío de responder o negarse.

Ahora que Sebastián estaba allí, ella realmente no quería ir, pero el presidente quería verla justamente, debía tener algo importante que decir, así que tenía que ir así ella no quisiera.

Desde que estaba en YH, el presidente siempre había sido muy amable y bueno con ella, así que se armó de valor y fue a la oficina del presidente.

Como era de esperar, Sebastián estaba en la oficina conversando con Braulio.

Estaban discutiendo la cooperación del proyecto, que incluía la licitación de la parte

occidental de la ciudad.

Tras el incidente con Grupo Ferreyro, Grupo Peralta retrasó inexplicablemente el concurso

de licitación unos días.

Como resultado, la licitación aún no se había abierto y el Grupo Ferreyro nunca había

cuestionado la autenticidad del contrato.

Además, Jaime resultó muy mal herido y quedó en coma, por lo que consideró que no había tenido la oportunidad de darle el contrato falsificado a Grupo Ferreyro.

Estaba un poco preocupada de que cuando Jaime se despertara y descubriera que el contrato era falso, lo más seguro era que Jaime iría por ella en busca de venganza.

Cuando Jaime despertara, se enfrentaría a multitud de preguntas por parte del Grupo

Ferreyro.

¿Cómo salvar al Grupo Ferreyro, rescatar al Sr. Ferreyro y pagar los daños y perjuicios de los

socios?

Una vez que él hubiera logrado solucionar esta serie de problemas, probablemente ella ya habría muerto y él no podría encontrar a nadie con quien saldar cuentas, incluso si así lo

deseara.

Justo cuando estaba a punto de tocar la puerta, escuchó a unas personas hablando del Grupo García del capital.

La sola mención de “Grupo García” hizo palidecer el rostro de Rocío. La imagen del joven volvió a invadirle la mente.

Hizo todo lo posible por contener sus emociones. Llamó a la puerta abierta y preguntó respetuosamente: “Presidente, ¿me estaba buscando?”.

Solo entonces Braulio dejó el café en la mano y miró a Rocío, “Rocío, ¿tú eres la responsable de contactar al Grupo García?”.

“Si”, asintió Rocío.

Braulio levantó su reloj y lo miró. “Esta noche, usted estará a cargo de la cena del Sr. García. Debe escoger un restaurante de alta gama y luego debe ir al aeropuerto a recoger al Sr. García”.

¿Para recoger al Sr. García?

El Sr. García nunca se había presentado antes, nunca antes había venido.

Nunca antes lo había visto, pero ahora tenía que recogerlo, de repente.

Las hermosas cejas de Rocío se unieron al instante, e inconscientemente, soltó: “Presidente, ya solicité mi renuncia. Hoy, solo estoy aquí para entregar mi último trabajo. ¿Por qué no se lo entrega a otra persona?”.

Las tres personas sentadas en el sofá, al terminar lo que dijo, levantaron los ojos de manera seria para mirarla.

El corazón de Rocío de repente empezó a latir rápidamente cuando accidentalmente se encontró con la mirada profunda de Sebastián.

Fingió que no lo había visto y rápidamente desvió la mirada hacia Braulio.

El aura poderosa que emanaba el presidente, un hombre de unos cincuenta años, ni enojado ni arrogante, provocó la reverencia de quienes lo rodeaban.

Rocío nunca se dejó intimidar por Braulio; mientras que otros evitaban su mirada, ella lo miró a los ojos con audacia.

Era como si Braulio fuera alguien familiar para ella, siempre inculcando en ella una

sensación de valentía.

La expresión digna de Braulio se oscureció gradualmente cuando la asistente lo había desafiado descaradamente al decirle aquello.

Sentía que Rocío se parecía a Sonia, por eso siempre la había tratado con más bondad que

a los demás.

¿Sintió que era diferente de los demás, por lo que actuó de acuerdo con sus propios deseos?

Ella se atrevió a desobedecerlo públicamente frente a Sebastián.

Braulio estaba muy disgustado con Rocío, pero tenía que mantener la compostura de un presidente y no podía perder la paciencia y mucho menos con alguien tan insignificante como Rocío.

Cuando los dos se miraron y aparentemente ninguno iba a ceder, Sonia dijo de repente: “Rocío, vi tu solicitud de renuncia. No he tenido tiempo de aprobarla. ¿Por qué no terminas este trabajo asignado por el presidente primero y luego hablaré con Kelly sobre tu renuncia y tu último trabajo para la empresa?”.

¡Ella Ya Está Casada Señor!

¡Ella Ya Está Casada Señor!

Score 0.0
Status: Ongoing Type: Released: 2023
¡Ella ya está casada Señor! Novela Capítulo Completo Como la amante secreta de Sebastián Peralta, Rocío Santana le dedicó cinco años de su vida. Creyó que siendo obediente y sumisa podría conquistar su corazón, pero al final él la abandonó. Durante todo el tiempo que pasaron juntos, Rocío nunca causó ningún problema y siempre fue amable, sin pedirle ni una sola vez un céntimo. Al final, abandonó su mundo en silencio.
Sin embargo, cuando se disponía a casarse con otra persona, el señor Peralta se convirtió de repente en un individuo enloquecido y la inmovilizó contra la pared, besándola apasionadamente. Rocío no entendía muy bien sus intenciones ni por qué actuaba así.

Comment

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Options

not work with dark mode
Reset