¡Ella Ya Está Casada Señor! Capítulo 52

¡Ella Ya Está Casada Señor! Capítulo 52

Capítulo 52

Sonia habló prudentemente.

Al recordarle que aún no habían aceptado su renuncia y que todavía era parte del equipo del trabajo de YH, significaba que aún tenía que cumplir con las indicaciones del presidente. También lo que dijo al negar a obedecer las órdenes del presidente, la habían hecho perder la cara de vergüenza. Para compensar todo lo dicho, tenía que hacerlo.

Rocío comprendió el significado de las palabras de Sonia y suspiró en secreto.

Había actuado demasiado impulsivamente, con tanta seguridad y habló sin considerar las

consecuencias.

Fue difícil para ella negarse de nuevo, de lo contrario, se luciría desagradecida.

Rocio no tuvo más remedio que aceptar; esta sería la última tarea para YH.

Braulio movió su mirada desdeñosa mientras la observaba alejarse, luego dirigió su

atención a Sebastián.

“Sebastián, ¿quieres ir a la cena de esta noche?”.

Cuando se dirigió a Sebastián, su manera cambio tan rápido, fue gentil y sutilmente halagadora.

Casi recostado en el sofá, Sebastián sostenía su teléfono con una mano y apoyaba su frente con la otra, su mirada fija en la pantalla del teléfono sin apartar la mirada.

Al ver que no respondía una palabra, Braulio pensó que no quería ir y rápidamente dijo: “Ya entiendo. El Grupo García y YH están en conflicto por el proyecto de la ciudad occidental. Como organizador de esta licitación, usted debe evitar presentarse”.

El Grupo García había estado causando dificultades encubiertamente al Grupo Nadal en un intento de obligarlos a retirarse del concurso de licitación por su propia voluntad.

¿Cómo podía Braulio renunciar a una oportunidad tan buena, por lo que había organizado especialmente la cena de esta noche frente a Sebastián?

Había esperado contar con la ayuda de Sebastián para mediar en la relación entre las dos partes, sabiendo que solo con la presencia de Sebastián, el Grupo García estaría dispuesto a cooperar sin dudar, ya que sería imposible que Sonia arreglara el asunto por su cuenta.

Cuando vio que Sebastián no lucía feliz, habló más calmado, sin saber lo que Sebastián estaba pensando sobre Sonia. No podía pedirle a Sebastián que hiciera cosas como suegro, así que solo tuvo que esperar un poco.

Sebastián guardó el teléfono y miró a Braulio que estaba lleno de expectativas. “Iré, envíame la dirección”.

Braulio no anticipó que aceptaría en ir a este tipo de cenas. Estaba tan encantado que no pudo evitar exclamar: “Le diré a Rocío que te lo envíe a tu teléfono más tarde”.

“Sonia acaba de asumir el cargo. No es lo suficientemente experimentada en este tipo de reuniones. Por favor, ayúdala más tarde”. Después de decir eso, miró a Sebastián con una

Él era el director del grupo, por lo que, naturalmente, no asistiría a este tipo de cena.

De no haber sido por la gente del Grupo García que constantemente le hacía las cosas. difíciles a su hija, él no habría intervenido en esta situación.

Afortunadamente, Sebastián estuvo de acuerdo, y con su fuerte y poderoso respaldo, Sonia no podría ser intimidada por el Grupo García.

Al pensar en esto, rápidamente le hizo un gesto a Sonia: “Sonia, date prisa y dale las gracias a Sebastián”.

Sonia rápidamente se levantó del sofá y se acercó a Sebastián, “Muchas gracias, lamento las molestias, Sebastián”.

Sebastián se inclinó ligeramente hacia un lado, evitando que ella lo toque. Dijo con frialdad: “Él me entregó los derechos del desarrollo de la empresa, debo estar pendiente de los movimientos, no me lo entregó para quedarme sin hacer nada”.

El “él” del que habló Sebastián se refería a su abuelo. El nivel de esa persona no era algo con lo que estas empresas pudieran compararse fácilmente.

Braulio entendió el significado de sus palabras; había mencionado a su abuelo para dejar claro que no había aceptado ir a la reunión por el bien de Sonia.

Aunque esto incomodaría a su hija, para Braulio estaba bien siempre y cuando Sebastián aceptara ir.

Sebastián dijo con frialdad: “Bueno, ahora regreso a Grupo Peralta primero”. Luego se levantó y se fue.

Sonia se sintió decepcionada cuando lo vio irse.

Braulio le dio unas palmaditas en el dorso de la mano y la consoló: “El proyecto de la parte oeste de la ciudad implica el desarrollo más grande de los terrenos, por lo que Sebastián, naturalmente, tiene que hacerlo de manera formal. Deberías ser más comprensiva con él”.

Solo entonces Sonia alivió su estado de ánimo solitario y asintió: “Lo entiendo, no te

preocupes”.

¡Ella Ya Está Casada Señor!

¡Ella Ya Está Casada Señor!

Score 0.0
Status: Ongoing Type: Released: 2023
¡Ella ya está casada Señor! Novela Capítulo Completo Como la amante secreta de Sebastián Peralta, Rocío Santana le dedicó cinco años de su vida. Creyó que siendo obediente y sumisa podría conquistar su corazón, pero al final él la abandonó. Durante todo el tiempo que pasaron juntos, Rocío nunca causó ningún problema y siempre fue amable, sin pedirle ni una sola vez un céntimo. Al final, abandonó su mundo en silencio.
Sin embargo, cuando se disponía a casarse con otra persona, el señor Peralta se convirtió de repente en un individuo enloquecido y la inmovilizó contra la pared, besándola apasionadamente. Rocío no entendía muy bien sus intenciones ni por qué actuaba así.

Comment

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Options

not work with dark mode
Reset