¡Ella Ya Está Casada Señor! Capítulo 60

¡Ella Ya Está Casada Señor! Capítulo 60

Capítulo 60

Rocío vio que estaba distanciado de ella, por lo que no intentó levantarse otra vez; en cambio, se acostó y permitió que su mareo se calmara.

El médico le había advertido previamente que no se fatigara demasiado, de lo contrario iba a tener graves consecuencias.

A pesar de haber sido torturada por el señor Yáñezhace dos días, llegó a trabajar a la empresa antes de poder descansar apropiadamente.

Incluso la gente común se sentiria cansada después de ir y venir entre el aeropuerto, el restaurante y el hotel; para ella, todo era aún más agotador.

Se había esforzado demasiado, lo que provocó que su enfermedad se empeorara cada vez.

Rocio quiso esperar hasta el día siguiente para que Sonia aprobara su renuncia. Durante los dias siguientes, solo tiene que permanecer tranquila en casa y esperar su muerte.

Si su enfermedad hubiera estallado como hoy y nadie hubiera venido a salvarla, seguramente habría muerto repentinamente, como cualquier otra persona. ¿Quién habría venido a recoger su cuerpo entonces?.

Mientras estaba perdida en sus pensamientos, un hombre con un traje blanco entró desde afuera, era un doctor.

La persona estaba muy pulcra e inmaculada, con un aura de suave refinamiento que emanaba en todo su ser, en todo su cuerpo.

Al ver a Rocío acostada en la cama, una sonrisa curvó sus labios, era hermosa.

Mientras su sonrisa se extendía, dos hoyuelos profundos aparecieron a ambos lados de sus

mejillas.

“¿Es una mujer, la persona que Danilo quiere salvar?”

Yamel se acercó con la caja de medicinas y miró a Danilo. “¡Una vez en una luna azul!”.

“No bromees. Date prisa y examina si algo anda mal con su cuerpo”.

La vio desmayarse dos veces hoy, lo que no era indicativo simple de un nivel bajo de azúcar en la sangre, estaba seguro que era algo grave.

Solo entonces Yamel dejó su actitud de descuido, se puso serio, sacó el estetoscopio del botiquín y quiso escuchar el corazón de Rocío.

Sin embargo, Rocío levantó la mano para detenerlo. “Tengo una enfermedad cardíaca. Es solo una dolencia repentina, que siempre me ocurre. No es nada demasiado grave”.

No pudo ocultárselo al médico, así que simplemente confesó.

No quería que Danilo se enterara de su verdadero estado, como tampoco quería que él supiera que su corazón estaba fallando, y que pronto dejaría de latir.

Temía que, al descubrirlo, Danilo la haría algo malode nuevo.

No había tenido tiempo de despedirse de Susan, por lo que no podía morir sin hacerlo.

Yamel, al ser médico, tenía la capacidad de saber al instante si el paciente no estaba

diciendo la verdad.

Él miró en silencio sus miembros inferiores hinchados, un síntoma de una enfermedad cardíaca en etapa avanzada, casi terminal.

Una mujer guapa, con solo veintisiete o veintiocho años, era una pena que esta mujer fuera tan joven.

Dado que la paciente se negó a dejar que la tratara, él no intentó obligarla, era respetuoso con sus pacientes. Guardó el estetoscopio y volvió su mirada hacia Danilo.

“Danilo, ¿le hiciste algo malo a esta muchacha? No me permite examinarla”.

En lugar de exponer a Rocío, Yamel fingió no saber y bromeó con Danilo para cubrirla.

Rocío quedó impresionada por su acción, sin habérselo pedido.

Cuando miró sus piernas, claramente notó algo, pero decidió guardárselo para sí mismo, ya’ habría tiempo a solas.

Era evidente que el médico era muy profesional.

Rocío se sintió aliviada en ese momento.

Sin embargo, Danilo se mantuvo obsesionado con las dos palabras “enfermedad del corazón” que pronunció Rocío, no se las sacaba de la cabeza.Parecía responder

instintivamente a estos y se sentía incómodo cuando los escuchaba.

Al darse cuenta de su ceño fruncido y su expresión abatida, Yamel se acercó a él, se tapó la boca con la mano y le susurró al oído disimuladamente: “¿Quién es ella?”.

“Una amiga, sólo una amiga”.

Volviendo a sus sentidos, Danilo miró a Rocío y respondió suavemente.

“¿Sólo una amiga?”

Yamel no podía creerlo, no le creía; Danilo nunca había tenido una amiga a su lado, pero nada más llegar a Andalucía ya tenía una.

“Ya no tienes nada que hacer aquí. Deberías irte ahora, gracias”.

Danilo era demasiado perezoso para hablar con él y directamente agitó su mano para alejarlo.

“Lo usaré y luego la desecharé, ¡definitivamente no tienes piedad!”.

Aunque, Yamel dijo esto, obedientemente recogió su caja de medicinas y salió por la

puerta.

Caminó hacia la puerta, luego miró hacia atrás, estaba muy confundido por las acciones de Danilo.

Danilo, con las manos en los bolsillos, se paró frente a la cama, la miraba, la preocupación grabada en su rostro. Yamel rápidamente sacó su teléfono y tomó una foto.

Envió las fotos al grupo de la familia y agregó: “¡Danilo ha madurado y ha encontrado

pareja!”.

El grupo estalló instantáneamente, todos llamaron a Danilo y algunos otros miembros del grupo, tomaron capturas de pantalla y las publicaron en sus estados de WhatsApp.

Todos estos niños ricos se conocían entre sí, por lo que Lorenzo finalmente se llegó a

enterar.

¡Ella Ya Está Casada Señor!

¡Ella Ya Está Casada Señor!

Score 0.0
Status: Ongoing Type: Released: 2023
¡Ella ya está casada Señor! Novela Capítulo Completo Como la amante secreta de Sebastián Peralta, Rocío Santana le dedicó cinco años de su vida. Creyó que siendo obediente y sumisa podría conquistar su corazón, pero al final él la abandonó. Durante todo el tiempo que pasaron juntos, Rocío nunca causó ningún problema y siempre fue amable, sin pedirle ni una sola vez un céntimo. Al final, abandonó su mundo en silencio.
Sin embargo, cuando se disponía a casarse con otra persona, el señor Peralta se convirtió de repente en un individuo enloquecido y la inmovilizó contra la pared, besándola apasionadamente. Rocío no entendía muy bien sus intenciones ni por qué actuaba así.

Comment

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Options

not work with dark mode
Reset