¡Ella Ya Está Casada Señor! Capítulo 91

¡Ella Ya Está Casada Señor! Capítulo 91

Capítulo 91

Rocío lo pensó por un momento, luego negó con la cabeza; si salía del salón, podría encontrarse con Sebastián.

Danilo la miró con impotencia.

“Iré a buscarte algo de comer”.

Dicho esto, hizo caso omiso de Rocio y se fue.

La identidad de Danilo era distinta y el Grupo Peralta le otorgaba la más alta consideración.

Danilo fue al mismo restaurante que Sebastián.

Danilo contempló la deslumbrante variedad de comida, sin saber qué elegir para Rocío, no conocía sus gustos.

Sacó su teléfono y mejor llamó a Rocío, “¿Qué te gusta comer?”.

Rocio no quería comer nada, pero Danilo le aconsejó: “Tienes que comer un poco. Aún tienes que acompañarme por la tarde”.

Ella sólo dijo: “Cualquier cosa fácil de digerir”.

Danilo preguntó en voz baja: “Te traeré algo de pescado, verduras y yogur. ¿Qué tal con un poco de arroz?”.

“No hay necesidad de arroz”.

“Está bien, espérame”.

Al ver su obediencia, Danilo sonrió y colgó el teléfono. Cuando estaba a punto de ir a buscar comida, una voz fría vino desde atrás de él.

“En la junta de licitación, el Sr. García todavía tiene que cuidar a su novia, que falta de profesionalismo”.

Danilo se dio la vuelta y vio a Sebastián parado a un lado.

Aunque su figura alta y erguida era comparable a la suya, siempre sentía una sensación de inferioridad frente a Sebastián.

La presión creó una atmósfera incómoda.

Danilo lo miró y dijo a la ligera: “Señor Peralta está bromeando. ¿Por qué llevaría a mi novia a participar en la junta de licitación?”.

“Si la señorita Santana no es tu novia, entonces, ¿qué es ella para ti?”. Sebastián enarcó levemente las cejas.

A Danilo no le gustó su tono arrogante, pero aun así respondió con mucha paciencia, conteniendo su temperamento: “No tengo nada que ver con ella, pero…”.

“¿Pero qué?”

“El señor Peralta parece estar muy preocupado por la relación entre la señorita Santana y yo”, le respondió con calma.

“Solo quiero ver cómo el Sr. García se involucra con la mujer con la que Jaime ya se ha divertido”. Sebastián sonrió.

Al final, no se olvidó de ridiculizar: “¿No tienes miedo de contagiarte de alguna

enfermedad?”.

“Señor Peralta, ¿no es un poco descortés hablar así a una mujer?”

Sebastián se acercó a Danilo y lo miró con frialdad. “Entonces, ¿qué crees que es cortés?”.

Danilo le lanzó una mirada crítica en lugar de responder à la pregunta.

“Señor Peralta, parece que me ha estado queriendo enfrentar todo este tiempo”.

En la junta de licitación, en el restaurante, e incluso desde la primera vez que se

conocieron, Sebastián había estado fijando sus ojos en él.

Nunca antes se había encontrado con Sebastián, por lo que era inconcebible que lo hubiera ofendido. ¿Por qué tendría algo en contra de Danilo?

La expresión de Sebastián cambió brevemente, luego volvió a su comportamiento habitual.

“Tenía miedo de que el Sr. García se dejara engañar, lo intentaba cuidar”.

“¿Quieres decir que la señorita Santana me está seduciendo?”

Preguntó Danilo.

Sebastián no respondió, su expresión mostraba altanería.

Sin embargo, Danilo sabía que había hecho la pregunta correcta. “Me temo que el señor Peralta ha entendido mal. Conozco a la señorita Santana desde hace muchos años. Sé qué clase de persona es. No me engañará como usted piensa”.

Lo dijo como para sí mismo.

Cuando Rocío se había arrodillado en la puerta de la familia de García en el pasado, rogándole para que saliera a verla, él la había encontrado demasiado molesta.

Después encontró información que le hizo sentir que ella era muy intrigante y problemática, por lo que decidió ignorarla.

Después de conocerla mejor en los últimos días, se dio cuenta de que Rocío no era como inicialmente él había pensado.

Un rastro de ira apareció en el rostro indiferente de Sebastián en respuesta a las palabras de Danilo.

“¿Ustedes dos se conocen desde hace muchos años?”.

Danilo no se dio cuenta de su anormalidad y respondió con indiferencia: “Cabe decir que nos conocemos desde que éramos muy jóvenes”.

Sin embargo, había perdido la memoria, incapaz de recordar su pasado o algo más.


¡Ella Ya Está Casada Señor!

¡Ella Ya Está Casada Señor!

Score 0.0
Status: Ongoing Type: Released: 2023
¡Ella ya está casada Señor! Novela Capítulo Completo Como la amante secreta de Sebastián Peralta, Rocío Santana le dedicó cinco años de su vida. Creyó que siendo obediente y sumisa podría conquistar su corazón, pero al final él la abandonó. Durante todo el tiempo que pasaron juntos, Rocío nunca causó ningún problema y siempre fue amable, sin pedirle ni una sola vez un céntimo. Al final, abandonó su mundo en silencio.
Sin embargo, cuando se disponía a casarse con otra persona, el señor Peralta se convirtió de repente en un individuo enloquecido y la inmovilizó contra la pared, besándola apasionadamente. Rocío no entendía muy bien sus intenciones ni por qué actuaba así.

Comment

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Options

not work with dark mode
Reset