Enamorarme de ella después del divorcio capítulo 37

Enamorarme de ella después del divorcio capítulo 37

”Capítulo 37
Stella retiró rápidamente su mano de la palma de él. Esta vez pareció como si fuera ella la que hubiera
abusado.
¡Qué gran punteria! ¡RK se estaba volviendo más grosero cada vez!
Sin mencionar que había aprovechado la oportunidad para manosearla en las escaleras hacia un rato. Era
incapaz de comportarse, a pesar de que la abuela podia aparecerse de un momento a otro y verlo.
Además, siempre parecia olvidar que estaba por casarse con otra mujer.
El enojo se apoderó de Stella: “Oye! No puedo sacar la mancha. Si te parece, cuando llegues a tu casa te
los quitas, me los haces llegar y yo te los lavare“.
Ella no podia limpiarlos mientras él los llevara puestos, ya que eso implicaba un contacto demasiado
cercano. Lo más que podia hacer era ofrecerse a tratar de sacar la mancha y devolvérselos limpios.
RK levantó las cejas y la miró sin decir una palabra.
No acepto el ofrecimiento, pero tampoco se negó y, finalmente, no volvió a insistir en el tema.
De todos modos, la salsa era oscura y los pantalones eran negros, así que la mancha era casi
imperceptible. Despues de este incidente, ambos volvieron a comer, a pesar de la incómoda tensión
entre ellos. Pareció que ninguno de los dos tenia algo más que decir.
La abuela tardó bastante tiempo en lavarse las manos.
No era necesario ser demasiado listo para darse cuenta de que ella, deliberadamente, quiso que
estuvieran a solas un buen rato.
A su regreso los miró a ambos, observando cuidadosamente la expresión de sus rostros.
Vio que el rostro de su nieta estaba sonrojado a más no poder, pero que ninguno de los dos hablaba.
Entonces sonrió.
Penso que Stella era demasiado tímida para hacer algún movimiento.
Sin embargo, por su expresión, ella sintió que la relación estaba mejorando.
Tomó asiento frente a ellos y preguntó: “Han terminado de hablar? ¿Qué tal estuvo la comida?”
“Stella, hija! ¿Te gustó?”
La joven respondió con una mueca, ¿qué se suponía que debía decir?
Además, con la compañía de ese hombre tan frio, ¿cómo podria comer a gusto? Después de lo que pasó,
estaba demasiada alterada.
“Abuela!, prueba esta comida Está excelente, es tu favorita“, ofreció RK.
Enseguida tomó la cuchara y sirvió una porción en un plato y se la ofreció a Grace, todo esto con la mano
lesionada
Stella lo contempló atónita ¿No se suponía que tenía la mano herida y que por eso necesitaba que
alguien lo ayudara a comer?
¡Pero mirenlo ahora!
Él solo habia tratado de complacer a su abuela, pero no parecia herido o lastimado seriamente.
Grace tomó el plato de manos de él y lo detuvo: “Está bien, está bien!, René, tu mano todavia esta
herida y tú la sigues moviendo, te va a doler. No es necesario que me sirvas la comida, yo misma lo
hare“.
Stella los contemplaba, diciéndose que la escena era calida y armoniosa.
Y que la única persona en parecer fuera de lugar era ella.
Esos dos se trataban como si fueran abuela y nieto, mientras que ella era la extraña.
Entonces Grace sugirió amablemente: “Escucha, Rene! Tú y Stella no necesitan venir al hospital y
quedarse a ver a esta anciana. Pienso que sería mucho mejor que fueran al cine o a pasear un rato en la
calle“.
“Sé que a los jóvenes de hoy en dia les gusta ir a muchos lados cuando están enamorados, así que no es
necesario que vengan al hospital y se queden conmigo todo el tiempo… Es un desperdicio, ya que
ustedes dos
Capitulo 37
1/4
20.53
tienen muy pocas oportunidades para estar juntos. No las malgasten todas para venir a verme. Además,
no tienen privacidad“.
Grace se mostraba muy considerada, al darles tantos buenos consejos.
Pero Stella no permitió que RK hablara y se apresuró a interrumpirla “Abuela!, el señor Kingston es un
hombre muy ocupado y tiene mucho trabajo todos los dias. No deberiamos hacerle perder el tiempo”
Ella hizo hincapié en que RK era una persona muy ocupada, no que ella lo fuera, ya que temió que su
abuela la hiciera pasar otro mal rato.
Esta vez, fue lo suficientemente inteligente como para usarlo a él como excusa.
De todos modos, ella no queria pasar ningún tiempo a solas con ese hombre.
Le bastaba verle la cara todos los dias en la empresa, para que además tuviera que encontrárselo cada
vez que viniera a ver a su abuela.
Si no fuera porque ella queria pasar un rato junto a la anciana, ni siquiera pensaría en volver a mirarle la
cara.
El problema era que la abuela estaba empeñada en arreglar su vida amorosa, creando oportunidades
para dejarla a solas con él.
Y Stella no podia olvidar el hecho de que este hombre era su exmarido, y que además estaba a punto de
casarse con otra el próximo mes
Para colmo, RK pretendia aprovecharse de ella.
Tenia una prometida y no era capaz de admitirlo delante de Grace.
Stella no dejaba de preguntarse una y otra vez que pretendia lograr con eso.
La comisura de la boca de Grace se crispo cuando vio como Stella rechazaba su sugerencia.
Pero subitamente, RK intervino: “Estaré muy complacido de tener una cita con la señorita Richard“.
Stella se quedó sin palabras, y por un momento, creyó que no habia escuchado bien.
¿Qué clase de actuación era esta?
Se volvió hacia él con enojo mientras sus ojos lo decian todo: ‘Eres un desvergonzado!”
Le mintió a su abuela diciéndole que no tenia novia y trató de embaucarla. Y lo peor era que seguia
insistiendo en el engaño.
No obstante, la perspectiva entusiasmó a Grace en el acto.
Y como estaba muy satisfecha con su prospecto de nieto politico, sonrió y se dirigió a Stella: “¡Querida, si
te llegas a casar con Rene y tienen hijos, serias muy feliz! ¡Mira lo atento y considerado que es!”
“Ja, ja, ja…“, se rio Stella al escuchar las palabras de su abuela.
En verdad que aquello era gracioso.
¡Casarse con él! ¡Y tener hijos!
Claro que estuvo casada con este hombre y ahora tiene un hijo de cinco años.
¿Pero qué pasó? ¿Era feliz?
No, no lo era
Ese sujeto no solo se divorció de ella, sino que tampoco quería a Adrian.
Stella solo bajo la cabeza y no dijo nada.
Grace miró a su nieta y vio que no estaba interesada. A pesar de eso, insistió: “Me sentiria muy tranquila
si te casaras con un hombre como Rene“.
El aludido, por su parte, estaba sentado de lo más tranquilo, como si nada hubiera pasado.
“Abuela, solo espera hasta el próximo mes y te convenceras“, respondió Stella.
Estaba molesta y no quería que su abuela se dejara engañar más por este hombre, preguntándose por
enésima vez que clase de magia le habia hecho a Grace.
Pero era evidente que su abuela no le creía, y confiaba más en él que en ella.
Por eso Stella hizo el comentario.
Cuando RK y Sophia se casaran el mes que viene, su abuela sabria la verdad.
Grace miró a RK y lo notó muy silencioso, por lo tanto, no siguió con el tema.
20.53
Y prefirió dedicarse a terminar su cena.
Puesto que se acercaba la hora de marcharse, Stella decidió esperar a que él se fuera primero, ya que no
queria volver a su casa en su auto
Era incómodo quedarse a solas con él en un espacio tan reducido.
Grace también vio que se estaba haciendo tarde, pero ambos seguían sentados alli y, al parecer, ninguno
tenía intención de irse.
Asi que tomó la iniciativa y dijo: “Stella, Rene! Se está haciendo tarde, ¿no deberian irse?”
Sus intenciones eran claras: quería que ambos se fueran juntos.
Pero Stella no estaba dispuesta a complacerla esta vez.
Asi que la miró y le dijo: “Oh no, abuela! No quiero irme aún, quiero pasar más tiempo contigo. No me
resultó facil encontrar una oportunidad para venir, ¿sabes? Mi jefe es un sujeto muy grosero y malvado,
que les da mucho trabajo a sus empleados y siempre pide que se queden horas extras en la oficina. Por
eso no tengo tanto tiempo como quisiera para poder venir a verte“.
Stella era consciente de que su abuela no sabia que ella trabajaba en la empresa de RK y, por lo tanto, ni
se imaginaba que el malvado jefe estaba sentado frente a ella.
Era la oportunidad perfecta para apuñalarlo por la espalda.
Desde luego, Grace se solidarizó con Stella enseguida.
“¿Qué tipo de jefe es ese? ¡Oh! Es terrible que un jefe les pida a sus empleados que trabajen horas
extras sin darles tiempo libre. ¡No es de extrañar que no tengas tiempo para salir con alguien!
Definitivamente, ese trabajo afecta tu vida personal“.
“Si, si! Y no solo eso, sino que el carácter de mi jefe es terrible. Es un playboy, y las mujeres están
rondándolo todo el tiempo, pero él nunca lo admite. ¿Qué te parece, abuela?, ¿verdad que es un
villano?”
Stella estaba muy contenta consigo misma, al ver que al menos tenía una oportunidad para desahogar su
ira Al fin pudo recriminar a RK frente a su abuela en voz bien alta.
Y con él alli sentado, a su lado, para que lo escuchara todo.
Grace la miró asintiendo con la cabeza y dijo con una cara de asco: “Stella! Tu jefe debe tener problemas,
que terrible! No parece un buen hombre ¿No has pensado en renunciar? Podrias trabajar en la compañia
de Rene“. Ella pensó que sería maravilloso si su nieta aprovechara esta oportunidad.
De esta forma, Stella y Rene podrían trabajar juntos.
Al escucharla, Stella hizo una mueca y se dijo: ‘¡Qué mala suerte! ¿Por qué mi abuela se las arregla
siempre para juntarme con este hombre?‘
Ella ya estaba trabajando en la empresa de RK, y lo que había dicho hacia un momento era para ver si su
abuela la ayudaba de alguna manera a que la trasladaran de regreso a Francia o a otra sucursal.
Pero no tuvo más remedio que decirse: ‘Olvidalo, no tiene caso‘.
Todo lo que su abuela buscaba era emparejarlos a como diera lugar.
RK aprovechó la oportunidad para decir: “No se preocupe, señorita Richard, ya que está trabajando aqui,
tenga la seguridad de que cuidare bien de usted“.
Deliberadamente, enfatizó la frase: ‘cuidaré bien‘.
Stella sintió como si su corazón quisiera salir de su pecho al escuchar esa promesa.
Estaba convencida de que no presagiaba algo bueno.
Enseguida torció los labios y dijo: “Olvidalo, no creo que sea conveniente que yo trabaje en la empresa
del señor Kingston“.
Grace la miró, puso los ojos en blanco, agitó la mano y dijo: “Como quieras! Ahora se está haciendo tarde
y tienen que marcharse“.
Enseguida, la anciana pensó: ¡Pero qué tonta es esta muchacha!
Estaba segura de que si no fuera por el buen carácter de Rene, ningun hombre estaría dispuesto a
aceptar a esa nieta suya como esposa.
Definitivamente, Rene era un muy buen material para marido.
Aunque Stella no estaría de acuerdo con ella. La verdad es que no quería irse con él, así que se sentó en
el

20.54
borde de la cama y dijo: “No, abuela, no quiero irme todavia. Quiero quedarme un poco más contigo…
¡Mejor que el señor Kingston se vaya primero!”
En cuanto él se fuera, ella se sentiría a salvo y podría irse tranquilamente a su casa.
De lo contrario, se veria obligada a ir con este mujeriego en el mismo auto.
Desde luego, Grace lo decia para que RK se ofreciera a llevar a Stella.
Y RK, por su parte, se quedó alli, sin mostrar intención de irse, aunque ya era bastante tarde.
Asi que la sala todavia estaba muy animada.
Es más, RK se arrellanó en el sofá, como si no fuera a irse y estuviera dispuesto a acompañarla hasta el
final.
Enseguida abrió sus delgados labios y declaró: “Stella, te esperaré para acompañarte hasta tu casa y
después me ire, no hay problema. Mira, se está haciendo tarde y no es seguro que andes sola a esta hora
por ahi. Me sentiría muy mal si algo te ocurriera“.
La joven escuchó sus palabras y se quedó muda.
Su actitud era muy directa.
Incluso la llamó por su nombre, como si estuvieran muy familiarizados el uno con el otro.
Con sus habilidades de actuación frente a su abuela, ese hombre ganaría un óscar, sin ningún problema.
Pero Stella se negó a darse por vencida y dijo: “No hay necesidad de que el señor Kingston se tome
tantas molestias. ¡Le esperan en casa y necesita regresar temprano! ¡Por favor, váyase! En cuanto a mi,
ya le he pedido a un amigo que venga a recogerme, así que estaré bien“.
Hizo uso de todas las excusas que le vinieron a la mente para no tener que salir del hospital con este
hombre. Pero ninguna estaba destinada a funcionar, porque de inmediato su abuela intervino.
“Oye, Stella!, ¿no me pediste un cargador en la tarde? ¿No dijiste que tu teléfono no tenía batería?
¿Cómo piensas avisarle a tu amigo?”
¡Eso era genial! Su abuela estaba en todo, no se le escapaba nada.
Gracias a ella, todas sus mentiras quedaron expuestas.
“¡Abuela!”
Stella estaba muy enfadada. ¿Por qué su abuela no podia mostrarle algo de respeto? ¿Por qué tenia que
contradecirla y exponerla todo el tiempo?
Mientras conversaban de esta manera, llamaron a la puerta.
Al cabo de unos instantes, una enfermera hizo su aparición para anunciarles: “El horario de visitas ha
terminado… ¡Por favor, retirense y dejen que la paciente descanse temprano!”

Enamorarme de ella después del divorcio

Enamorarme de ella después del divorcio

Score 9.9
Status: Ongoing Type: Author: Artist: Released: 2023 Native Language: Spanish

Enamorarme de ella después del divorcio Introducción

Enamorarme de ella después del divorcio - Stella Richard se casó con Rene Kingston en lugar de su hermana Sophia por algunas razones. Pero desde el principio, ella sabe que su matrimonio era solo un contrato por tiempo límite y una vez que se cumplió el tiempo, ella tenía que irse. Para RK, este matrimonio fue solo una carga, pero para ella fue un regalo de Dios. Porque RK era el hombre al que había amado toda su juventud... Entonces, mientras tanto de su matrimonio, Stella hizo todo lo posible para que este matrimonio funcionara. Pero el día que descubrió que estaba embarazada, su esposo le dio el papel de divorcio y le dijo... "No quiero a este niño. No olvides abortar". Estas palabras salen de su boca, como una bomba para Stella, y cambiaron su vida... Ella firmó su nombre en el papel de divorcio y salió de la casa... Porque ella no quiere estar con un hombre tan frío... Seis años después... RK compró la empresa en la que trabajaba Stella. Pero Stella hizo todo lo posible por no tener nada que ver con él... Porque ella tenía un hijo y no quería que él se enterara de él... Pero un día, cuando Stella recogió a su hijo de la escuela, él la vio... RK, "¿Cómo te atreves a tener un hijo con otro hombre?" Stella, "No creo que tenga nada que ver contigo". RK estaba a punto de decir más cuando su mirada se posó en el niño a su lado... Su rostro se veía igual que cuando era joven...

Comment

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Options

not work with dark mode
Reset