Enamorarme de ella después del divorcio capítulo 40

Enamorarme de ella después del divorcio capítulo 40

Capítulo 40
Cualquiera que la hubiera escuchado seguramente habria malinterpretado las palabras de Stella.
Afortunadamente, ella estaba muy clara con la situación.
Sin embargo, los nervios hacian que su corazón latiera a toda velocidad, a tal punto que sintió que se le
saldria del pecho.
No tenia por costumbre pedirle a un hombre que se quitara los pantalones.
Y menos estando a solas en mitad de la noche.
Sin embargo, Stella no vio que RK hiciera ningún movimiento para quitarse la ropa. Era como si no la
hubiera oido.
Tal vez eso era, quizá ni siquiera la habia oido, ya que habló con una voz muy suave.
Pero la habitación estaba muy silenciosa, así que él debió escucharla.
¿Qué estaba tratando de hacer ahora?
Stella lo contempló unos instantes y trató de poner más urgencia en su voz: “Date prisa! Quitate los
pantalones para lavarlos“.
¡Este mald to hombre! ¿Por qué tenía que forzarla a repetírselo para que él empezara a moverse?,
maldijo Stella para sus adentros.
Inesperadamente, Rene levantó su brazo y se miró la mano lastimada: “Estoy herido… No puedo
hacerlo… Estoy débil…“, aseguró.
Las palabras sonaron arrogantes en sus labios, a pesar de haberlas dicho en un tono bastante casual.
Simplemente, estaba insinuando que ella tendría que tratarlo como a un rey, puesto que se habia
lastimado
por su causa.
¡Era la clase de actitud que podia hacer que la gente estallara de ira!
Cuando estaban en el coche, ¿por qué no se quejó así de que le dolia la mano?
Y tampoco lo hizo cuando ella se vio obligada a alimentarlo mientras estaban de visita donde su abuela.
¿De qué estaba hecha su mano, de tofu?
¡Stella estaba indignada!
¡Muy bien! Dado que insistía en comportarse como un rufián, ella no podia hacer nada, así que se
contuvo y dijo: “Está bien… No los lavaré entonces“.
Aquello lo dijo en un tono amenazante.
De todos modos, ella lo conocía bien, y sabiendo lo obsesivo que era con la limpieza, Stella estaba segura
de que no pasaría mucho tiempo antes de que se los diera.
Y ella ya había hecho su mejor oferta para compensarlo.
No podia hacer otra cosa, sino esperar a que él tomara una decisión.
RK levantó las cejas y dijo: “Muy bien! ¿Entonces me vas a compensar con dinero? No tengo ningún
problema, mañana deducire el valor del pantalón de tu salario“.
¡Era el colmo! ¿Cómo podia pedirle eso?
Tendria que trabajar muy duro todos los dias solo para pagar esos pantalones tan costosos.
¡Era un bast*rdo, atreviéndose a amenazarla con su salario!
Stella habia querido desafiarlo, pero ahora era él quien la retaba.
“Tu… ¡Estás yendo demasiado lejos!“, replicó furiosa.
Cuando estaban casados, él solia intimidarla y ahora pretendia hacerlo de nuevo, cuando ya llevaban
tanto tiempo divorciados.
20.565
Lo hizo enfrente a su abuela, luego delante del personal de la empresa, y hasta en su propia casa.
¡Se atrevia a intimidarla estando en su casa solo por unos pantalones sucios!
Este tipo…. ¡No era un hombre
Hasta se daba el lujo de ignorar por completo lo que ella le decíal
“Ven aquil“, le ordenó inmediatamente.
Era el colmo!
Stella apreto los dientes, diciendo con furia: “Eres un desvergonzado!”
RK fingió que no estaba en condiciones de comer por su cuenta para que ella tuviera que ayudarlo, y
ahora que tenia los pantalones sucios, simulaba que no podia quitarselos por su cuenta.
Era un descaro total!
¿Como se atrevia a tratar de engañarla de esa forma tan burda?
Stella no se movio y permaneció obstinadamente en el mismo lugar.
Ella habria querido darse la vuelta y dejarlo alli solo, a ver cómo se las iba a arreglar. Sin embargo, de
pronto. penso que no podia darse el lujo de disgustar al presidente de la compañia para la cual
trabajaba.
De lo contrario, el podria descontarle de su salario el precio del pantalón.
¡Y seria ella quien tendria que asumir la pérdida!
Pero odiaba la idea de ayudarlo a desvestirse.
Asi que luchó consigo misma, lo pensó nuevamente y decidió que lo mejor sería hacerlo.
Mientras no fuera mas que eso, no tendría motivos para avergonzarse.
Y él, por su parte, tampoco parecia demasiado abochornado.
Stella respiro hondo y se acercó y estiró la mano.
Después bajó la cabeza y se sonrojó, porque no hallaba dónde fijar la vista.
Por su parte, RK se las arreglo para poner un semblante indolente, demostrando que era alguien muy
acostumbrado a ser atendido por otros.
Stella apretó los dientes con ira. Lo habria golpeado hace mucho, de haber podido hacerlo.
La insolencia de RK no tenia limites.
Al ver que Stella habia dejado de moverse, él le preguntó con frialdad: “¿Por qué te detuviste?
¡Continua!” Stella se preguntó cómo podia estar tan tranquilo.
¿Es que no le daba verguenza? Él debia ser consciente de que la estaba haciendo pasar un mal rato.
“Bueno!.. Tu…”
Stella inhaló y preguntó: “¿No te parece que es desagradable para mi tener que ayudarte?”
Al final, era mejor decirlo claramente.
Después de todo, ya habian pasado muchos años desde su divorcio. Es más, él se iba a casar con otra
mujer el próximo mes……
Lo más razonable seria poner distancia entre ellos.
“No, no me lo parece“, respondió él.
Stella trató de desviar la vista, pero RK extendió su esbelta mano y la puso bajo su mentón para alzarle la
cabeza
Ambos se miraron a los ojos…
“Para una persona sencilla, no hay tanto problema en ayudar a desvestir a otra, así sea del sexo opuesto.
Entonces, ¿por qué lo piensas tanto? ¿O es que extrañas el pasado?”
Stella se quedó sin palabras.
¿Cómo podia preguntar esto?
Desde luego, en el pasado, esto habia ocurrido con frecuencia, pero no estaba mal, porque en ese
momento eran marido y mujer.
2/
20.56
Y ayudarlo a quitarse los pantalones era de lo más normal.
Pero ahora era diferente.
Obviamente, no podian y no debian comportarse como marido y mujer, pues estaban divorciados y ese
tipo de cosas eran demasiado intimas.
“¡Eso fue en el pasado! Además, ¿no te vas a casar con Sophia el próximo mes? Creo que deberías
mostrar más respeto por tus compromisos“, le recordó Stella con severidad.
Era obvio que existia una gran diferencia en la forma que cada uno tenia de ver la vida. Stella conocía
bien sus limites, y sabia que el corazón de RK siempre le perteneció a Sophia.
Y ella era su hermana.
A pesar de que ambos eran jóvenes, era la verdad y no se podia cambiar.
De hecho, a partir del próximo mes, después que la boda tuviera lugar, él se convertiría en su cuñado.
Y ella tendría que llamarlo ‘cuñado‘, así de simple.
No obstante, no podia dejar de lado el hecho de que la relación entre ellos sería cada vez más caótica.
Stella estaba más renuente que nunca.
“¿Casarme?”
RK retiró la mano que sujetaba la barbilla de Stella y, sin dejar de mirarla, dijo: “Stella! Siempre estás
hablando de mi matrimonio. ¿Estas celosa de Sophia?”
i¿Qué?!
¿Celosa ella?
Stella pensó que a este hombre no le importaba demasiado quién era su esposa. No parecia respetar a
ninguna.
La habia llamado ‘Stella‘, y siempre creyó que solo las personas más cercanas o que más se preocupaban
por ella la podían llamar así.
Una de esas personas era su abuela y la otra era Tristan.
Ella pensó que para RK, llamarla por su nombre tendría un significado diferente.
Pero al parecer, Stella tenia una gran autoestima.
Finalmente, sacudió la cabeza para alejarse de él: “Ni lo sueñes, no es así!”
Ella… ¿Celosa de Sophia?
Aunque se negara a dejarlo ir de su vida, eso no impediria que él persistiera en casarse con Sophia.
“No siempre la menciono“, aclaró Stella.
Inesperadamente, RK se rio. Habia un brillo risueño en sus ojos azules.
Pero Stella no podia asegurar que era de alegria o si solo estaba burlándose de ella.
Sin importar la razón, era espeluznante.
“Bien! ¡Sigue! ¿Por qué te detuviste?“, reiteró RK.
“Yo… Eso..”
Stella no sabia dónde mirar.
Su rostro estaba rojo como una manzana.
Si RK la descubriera así, sería un nuevo motivo de burla para él.
Entonces olvidalo!, se dijo.
Como este hombre fue tan grosero con ella, no había nada de que preocuparse!
¡Stella respiró hondo y decidió terminar esta batalla lo antes posible!
Así que cerró los ojos y comenzó a bajarle los pantalones a RK.
“Cariño!! ¿Qué estás haciendo?”

Enamorarme de ella después del divorcio

Enamorarme de ella después del divorcio

Score 9.9
Status: Ongoing Type: Author: Artist: Released: 2023 Native Language: Spanish

Enamorarme de ella después del divorcio Introducción

Enamorarme de ella después del divorcio - Stella Richard se casó con Rene Kingston en lugar de su hermana Sophia por algunas razones. Pero desde el principio, ella sabe que su matrimonio era solo un contrato por tiempo límite y una vez que se cumplió el tiempo, ella tenía que irse. Para RK, este matrimonio fue solo una carga, pero para ella fue un regalo de Dios. Porque RK era el hombre al que había amado toda su juventud... Entonces, mientras tanto de su matrimonio, Stella hizo todo lo posible para que este matrimonio funcionara. Pero el día que descubrió que estaba embarazada, su esposo le dio el papel de divorcio y le dijo... "No quiero a este niño. No olvides abortar". Estas palabras salen de su boca, como una bomba para Stella, y cambiaron su vida... Ella firmó su nombre en el papel de divorcio y salió de la casa... Porque ella no quiere estar con un hombre tan frío... Seis años después... RK compró la empresa en la que trabajaba Stella. Pero Stella hizo todo lo posible por no tener nada que ver con él... Porque ella tenía un hijo y no quería que él se enterara de él... Pero un día, cuando Stella recogió a su hijo de la escuela, él la vio... RK, "¿Cómo te atreves a tener un hijo con otro hombre?" Stella, "No creo que tenga nada que ver contigo". RK estaba a punto de decir más cuando su mirada se posó en el niño a su lado... Su rostro se veía igual que cuando era joven...

Comment

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Options

not work with dark mode
Reset