Enamorarme de ella después del divorcio capítulo 61

Enamorarme de ella después del divorcio capítulo 61

Tercera carta, ¡volvió a ganar! Capítulo 61
¡Ahora, todos en la mesa sudaban como cerdos!
Después de perder tres rondas seguidas, James miró a Stella con sorpresa y dijo: “Oh… ¡Así que aprendes
rápido!“.
“Rene… ¡Estás siendo demasiado indulgente con ella! ¡Pierdes dinero solo para dárselo a tu pequeña
secretaria!“, siguió él.
En realidad, Stella no sabe jugar a las cartas. ¿Cómo podría darse cuenta si ese hombre estaba siendo
condescendiente con ella o no?
Es más, ella hacia jugadas completamente diferentes de las que hacía el hombre que le acababa de
enseñar. Pero después de escuchar lo que dijo James, ella miró al hombre a su lado con sorpresa.
En cuanto a RK, seguia siendo el mismo de antes, no habló mucho.
Hizo oidos sordos a lo que dijo James y, como sino lo hubiera escuchado, solo miró las cartas en su mano
y no respondió.
Parecia que todos ya estaban acostumbrados a este hombre silencioso porque la mayoría de ellos no se
sorprendió con esa actitud.
Stella no podia decidir si, como dijo James, ese hombre había sido indulgente con ella. Todavía tenia
algunas dudas en su corazón. ¿Este hombre realmente fue blando con ella? Y si asi fuera, ¿tenía sentido
que le estuviera regalando dinero al perder por ella?
Es decir, él dijo que si ella perdía él pagaria. Pero, ¿cuál sería el trato si ella ganaba? ¿De quién sería el
dinero? Si el dinero era de él, entonces aunque a los ojos de sus compañeros de juego ella estaba
ganando, en realidad, ¡estaba ganando dinero para ese hombre!
Por lo tanto, no importaba si él le había puesto las cosas fáciles en las partidas, finalmente el dinero iría a
parar a su bolsillo.
Después de estos rodeos, Stella descartó los comentarios de James y siguió adelante.
De todos modos, le convenía más ganar dinero para su jefe que perderlo. Quién sabe si luego él decidiria
descontarle las pérdidas del sueldo.
Una hora después…
“¡M*ldita sea, Renel jeres demasiado bueno dejándola ganar! Justo antes de que la pequeña secretaria
llegara, ganaste dos rondas. Pero ahora, ella ha tomado el poder… ¡Vamos a perder hasta la última gota
de sangre!“, dijo iracundo James.
Sonó un silbido violento. Como si fuera un rayo en una tormenta, apareció el cinturón Hermes de James
en un estallido sobre la mesa.
Del mismo modo, el resto de los hombres en la mesa comenzaron a pagar el dinero que habian perdido
con sus objetos de valor.
Así, el grupo de hombres se quitó las chaquetas, los relojes y los cinturones.
En resumen, los jugadores se deshicieron de todo lo de valor que tenían puesto y lo pusieron sobre la
mesa. ¡Se podría decir que fue un baño de sangre!
Stella los miró con sorpresa, no podía creer que siendo la primera vez que jugaba a las cartas hubiera
ganado todas partidas. ¿Realmente fue buena su suerte? ¿Cómo habia exprimido todo el dinero de ese
grupo de jóvenes ricos?
Ella creía que todos esos chicos ricos eran realmente buenos en este juego o, por lo menos, mejores que
ella. Además, todos ellos se habían quedado sin dinero en los bolsillos y ahora comenzaban a echar
mano de los objetos de valor que llevaban puestos.
En unos minutos, una gran cantidad de productos de marca se acumulan frente a Stella.
Capitulo 61
1/3
21..3
Hay corbatas de marca, que valen cien mil, trajes de hombre de marca, relojes de hombre y cinturones.
Todas las cosas eran de hombre.
Es más, incluso uno de ellos le ofreció darle a Stella la mujer que tenía al lado porque ya no le quedaba
dinero para pagar. Argumentó que esa dama tenia mucho dinero invertido encima, entonces, al fin y al
cabo, también era dinero.
Stella se quedó sin palabras.
¿Que haria ella con la mujer? ¿Por qué querria una mujer? ¡Ella misma era una mujer!,Además, ella no
tenia ese tipo de preferencia tan vulgar!
A James ya no le quedaba nada, ya llevaba el torso desnudo, se paró para desabrocharse lo último que
tenía: sus pantalones Estaba por quedar casi sin ropa cuando Stella dijo: “No, no!“.
Rápidamente agitó sus manos y lo detuvo. “No hay necesidad de hacer esto! Todos estamos jugando a
las cartas Por favor, llévate tus cosas… ¡Seria inútil que me las quedara!“, dijo ella.
Incluso si quisiera tomar todas estas cosas y luego venderlas para obtener dinero, no se atrevería!
En realidad, debido al estatus noble de esos niños, seria imposible que ella saliera como si nada a vender
esos articulos Incluso temia que esta noche no podria salir del club.
James ignoró a Stella, en cambio, miró a RK que estaba sentado frente a él.
De cualquier manera, a sus ojos, el gran ganador de hoy deberia haber sido este hombre.
Sin embargo, Stella no entendia lo que estaba pasando. ¡Ella no sabia si la habían dejado libre o no!
“René, ¿qué opinas?“, preguntó James.
En realidad, RK le seguia dando dinero, solo que ahora lo hacia de otra forma. Es decir, indirectamente,
le habia hecho llegar dinero al bolsillo.
Con toda la tranquilidad del mundo, RK se arremangó la camisa y dijo: “Lo que ella diga!“.
En resumen, este hombre le habia dejado el asunto completamente a Stella.
Era como si este tema no tuviera nada que ver con el presidente.
Stella no queria ofender a nadie. Después de todo, hoy habian jugado un gran juego, y si hubiese perdido
le seria imposible cubrir esa enorme suma de dinero.
Era una persona a la que le gustaba ganar su dinero honestamente y no se atrevia a tomar las cosas de
los demás a la ligera.
Es más, todos dijeron que este hombre la había dejado hacer, lo que la llevó a ganar dinero.
¡Por eso ella no era capaz de aceptarlo!
“Tomalo! ¡Tómalo! ¡Solo estamos jugando por diversión!“, dijeron todos.
Mientras hablaban, Stella devolvió la pila de dinero en efectivo frente a ella a todos, uno por uno,
incluida la montaña de relojes de hombre, la ropa y los cinturones.
Ella sentia que esas cosas no le pertenecian de forma legitima y tenia miedo de que si las tomaba le
pasaria algo..
Nadie esperaba que Stella hiciera eso al final. Si fuera cualquier otra persona, simplemente recolectarian
el dinero y no aceptaría menos.
Pero ella no se quería quedar con nada, no era codiciosa en absoluto.
“No esperaba que la secretaria del Sr. Kingston fuera tan diferente“, dijo el hombre sentado al lado de
RK.
Stella estaba avergonzada. De hecho, ella era diferente… ¡Ella sabe que cualquier otra persona ya les
habría quitado el millón a quienes tuviera enfrente!

Enamorarme de ella después del divorcio

Enamorarme de ella después del divorcio

Score 9.9
Status: Ongoing Type: Author: Artist: Released: 2023 Native Language: Spanish

Enamorarme de ella después del divorcio Introducción

Enamorarme de ella después del divorcio - Stella Richard se casó con Rene Kingston en lugar de su hermana Sophia por algunas razones. Pero desde el principio, ella sabe que su matrimonio era solo un contrato por tiempo límite y una vez que se cumplió el tiempo, ella tenía que irse. Para RK, este matrimonio fue solo una carga, pero para ella fue un regalo de Dios. Porque RK era el hombre al que había amado toda su juventud... Entonces, mientras tanto de su matrimonio, Stella hizo todo lo posible para que este matrimonio funcionara. Pero el día que descubrió que estaba embarazada, su esposo le dio el papel de divorcio y le dijo... "No quiero a este niño. No olvides abortar". Estas palabras salen de su boca, como una bomba para Stella, y cambiaron su vida... Ella firmó su nombre en el papel de divorcio y salió de la casa... Porque ella no quiere estar con un hombre tan frío... Seis años después... RK compró la empresa en la que trabajaba Stella. Pero Stella hizo todo lo posible por no tener nada que ver con él... Porque ella tenía un hijo y no quería que él se enterara de él... Pero un día, cuando Stella recogió a su hijo de la escuela, él la vio... RK, "¿Cómo te atreves a tener un hijo con otro hombre?" Stella, "No creo que tenga nada que ver contigo". RK estaba a punto de decir más cuando su mirada se posó en el niño a su lado... Su rostro se veía igual que cuando era joven...

Comment

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Options

not work with dark mode
Reset