La Esposa Del Multimillonario Capítulo 32

La Esposa Del Multimillonario Capítulo 32

Capítulo 32

Damián transmitia un ambiente de frialdad. Dado que decidió casarse con Andrea y reconocer a Brandon su hijo biológico, estaba obligado a cuidar de ellos. De ninguna manera podia tolerar que sufrieran en

absoluto.

El clan era muy extenso y complejo. Por sus aportaciones, fue inevitable que algunos olvidaran su lugar.

Intentó suavizar el tono cuando preguntó: “¿Es por lo de Leticia?”.

Pero Andrea no le contestó. Desde luego se trataba de Leticia Sánchez.

Una Leticia Sánchez no era gran cosa. Se preocupaba que acabaran apareciendo más “Leticia Sánchez”. Incluso podrían ser más dificiles de manejar que ella.

No quería causar problemas innecesarios ni ganarse la enemistad de los hombres, aunque eso no quería decir que fuera cobarde.

No temía dejarlo si llegaba el caso.

Andrea agachó la mirada y esquivó el contacto visual de sus ojos helados.

Damián percibió una actitud seria y distante en su rostro.

Si contraer matrimonio con él significaba que ella y Brandon estaban predestinados a ser infelices, entonces no había motivo para quedarse con él.

Brandon rompió el silencio y dijo con tono serio: “Me cae mal esta señora. No volveré a ir a la escuela”.

Andrea se quedó mirando a Brandon. Era consciente de que Brandon es un niño decidido. Si deseaba algo, siempre era capaz de expresarlo de forma clara. No se conformaba con lo segundo.

Asombrosamente, Damián no se enojó. Al contrario, halagó a Brandon por su comportamiento y le dijo: “Si la mujer no te cae bien, no hace falta que la vuelvas a ver. Sin embargo, tienes que ir a la guardería”.

Brandon se quedó mirando a Damián y apretó los labios, sin decir una palabra.

Andrea abrazó cariñosamente a Brandon y no le dijo nada.

Al volver a Paraíso, Andrea acompañó a Brandon al piso de arriba. No le dirigió a Damián ni una sola

mirada en todo el rato.

Fausto percibió que algo no andaba bien en el ambiente cuando regresaron Andrea y Damián.

“¿Te has peleado con la señorita López?”. Preguntó Fausto, preocupado.

Damián respondió: “Fausto, me enteré de que Enrique Sánchez no ha realizado muchas contribuciones

últimamente”.

“¿Enrique Sánchez?”. Fausto se detuvo brevemente. Algo se le ocurrió después de conectar los cabos.

“Jefe, me enteré de que la hija de Enrique es la adjunta del director de la guardería. Después de que Luis se jubile, Leticia asumirá la dirección. ¿Quieres…?”.

Damián respondió secamente: “Como alto directivo del Grupo Estrella Polar, carece de méritos. Al contrario, ha aprendido a usar su autoridad para imponerse a la gente vulnerable. Personas así no tienen sitio ni en la guardería ni en el Grupo Estrella Polar”.

Una mirada de lastima apareció en los ojos de Fausto. De no equivocarse, Leticia había hecho algo malo hoy.

“Entiendo. Señor, ahora mismo llamo al jefe del Grupo Estrella Polar”. Dijo Fausto.

Dijo Damián: “Dígale a Alan de investigar a Enrique exhaustivamente. Asegúrese también de que no tenga oportunidad de protestar a la hora de la verdad”.

“Si, señor”. Fausto se detuvo brevemente. Los Sánchez son un clan numeroso. Era normal que algunos

tuviesen las manos sucias.

Si el jefe pretendía tumbar a Enrique Sánchez, había que utilizar los secretos de Enrique en contra suya. El jefe se había tomado la decisión de eliminar a Enrique, así como a su familia para siempre.

Si Leticia conociera las repercusiones de sus acciones de hoy, se plantearia si no las lamentaria.

Alan hizo una rápida investigación. Poco después, se descubrieron los oscuros secretos de Enrique. En un segundo, Enrique estaba perdido.

Miró al jefe del Grupo Estrella Polar, Simón Sánchez. “Sea lo que sea, yo soy el mayor de ustedes. ¿Cómo has podido hacerme esto de repente?”.

Simón se quedó mirándole en tono burlón y le dijo: “Eso no es lo que pretendia”.

“¿Qué significa esto?”. Enrique se quedó helado con la noticia.

“¿Entonces fue idea del jefe?”,

Enrique hablaba asombrado: “¿Cómo es eso posible? Llevo toda mi vida dedicándome al Grupo Estrella Polar; Aunque cometiera algunos errores, ¡No se puede negar todos mis logros!”.

La expresión de burla en el rostro de Simón se intensificó. “Es evidente que tienes un problema con ese punto de vista. ¿Alguna vez viste la empresa contratando a gente que no realiza un trabajo real?”.

“Tu edad te está atrapando. Durante todos estos años no ha logrado nada. En cambio, has seguido frenando a la gente”.

“Mira estas evidencias. Con cualquiera de ellas es más que suficiente para mandarte a la cárcel de por

-vida”.

“¿Quieres dejar el Grupo Estrella Polar discretamente, o prefieres ser públicamente encarcelado? Tú decides”.

La cara de Enrique se puso horriblemente pálida. Miró a Simón y le preguntó: “¿Realmente estas opciones son la única solución? ¿Acaso no queda otra alternativa?”.

Simón puso cara de preocupación. Dijo secamente: “Ya he dicho cosas buenas sobre ti. De no ser por mí, ¿Piensas que tendrías posibilidades? Fijate en Federico y en los demás”.

Enrique empezó a sudar fríamente. Finalmente dijo: “Está bien. Lo entiendo. Dejaré mi puesto”.

Simón le sonrió: “Ha hecho usted una gran elección”.

Enrique se quedó mirándole. Le preguntó: “Simón, ¿Al menos no me dirás por qué repentinamente el jefe me quiere hacer algo así?”.

Los labios de Simón se torcieron hacia arriba, contemplándole. Respondió: “Realmente las personas deberían hacer su trabajo. En vez de tanto hablar, la gente tendría que hacer su trabajo con dedicación. ¿No te parece?”.

Enrique agachó la mirada. Se dio la vuelta y se fue sin decir nada.

Durante todo este tiempo ha abusado de su antigüedad en el Grupo Estrella Polar y se ha equivocado muchas veces.

Probablemente, algunos miembros del personal de menor rango no les agradaba lo que Enrique hacía y le acusaron a sus espaldas.

Enrique cerró los ojos y le invadió un sentimiento de arrepentimiento.

Cuando Enrique presentó su renuncia, el Grupo Estrella Polar la aceptó sin dudarlo. De modo que Enrique no tardó y ese mismo día abandonó la compañía.

Al volver a casa, Enrique se sentía como si hubiera envejecido 10 años.

Al llegar a casa, escuchó a su hija llorar de forma desconsolada en su casa.

Leticia estaba sentada frente a su madre mientras ella hablaba en un tono crispado e indignado.

“Mamá, cuando regrese papá, él tiene que ocuparse de esto y buscar que se haga justicia por mi. Yo no hice nada malo. ¿Cómo es posible que la guardería me despidiese sin ninguna razón?”.

Su madre la consoló y la dijo: “Desde luego, querida. En cuanto llegue tu padre del trabajo, le cuento lo que ha pasado. Primero, ¿Por qué no paras de llorar? Si todo esto no funciona, siempre podemos pedirle a tu padre que hable con el Jefe”.

Enrique estaba de pie en la entrada. Nada más oir la conversación de su esposa y su hija, su cara se

descompuso.

Su esposa giró la cabeza y vio a Enrique parado allí. Ella no pudo evitar decir con sorpresa: “¿Qué haces aquí, por qué saliste tan pronto de trabajar?”.

Enrique no contestó a su esposa. En su lugar, se quedó mirando a su hija que estaba nerviosa.

En cuanto vio llegar a Enrique a casa, Leticia no tardó en contarle su situación. Pero, él la interrumpió.

“¿Te han echado de la guarderia?”. Enrique miraba a Leticia preocupado.

Leticia no podia percibir ningún problema en su padre. Sin embargo, se quejó con amargura: “Ajá. La guarderia me ha despedido de repente. Dijeron que tenía mal carácter y no había hecho mi trabajo. Es evidente que hice un gran trabajo en la guarderia. Se lo aseguro. Esto es pura difamación.

Enrique la miró asombrado y le preguntó: “¿Qué has hecho últimamente? ¿Ofendiste a alguien sin darte cuenta?”.

Una expresión de desconcierto apareció en la cara de Leticia. “¿Cómo es posible, a quién podría ofender? No había hecho nada en absoluto”.

“¿Por qué la guardería te echó entonces?. Hace mucho tiempo que trabajo en el Grupo Estrella Polar, ¿Por qué el jefe ha decidido cesarme?”.

“Pensé que había alguien del Grupo Estrella Polar que estaba detrás de mi declive. Pero lo que ahora parece es que no empezó conmigo. Más bien, el problema fuiste tú.

“Leticia Sánchez, te pedí que mantengas un perfil bajo en público y en tu trabajo. Cuéntame lo que hiciste últimamente. ¿Qué pudo haber causado que el jefe emprendiera una batalla contra nuestra familia sin

avisar?”.

La noticia ha sorprendido a Leticia y a su madre.

“¿Qué ha pasado para que la empresa te haya despedido?”. La esposa de Enrique le miró sin comprender.

“Papá, ¿lo dices en serio? ¿Realmente te despidieron?”. La cara de Leticia se puso pálida al instante.

Estaba convencida de no haber hecho nada que estuviera fuera de lugar últimamente, salvo un asunto…

Al notar la palidez de su rostro, Enrique la miró fijamente con frialdad y le dijo tajante: “Dimelo directamente. ¿Qué has hecho realmente? Si no lo cuentas todo, puede que nuestra familia siga siendo un objetivo.

Leticia mostró una expresión de gran inquietud. Su cara se puso pálida y finalmente le dio un ataque de

ay pánico.

“¿Es realmente tan grave?. Aquella mujer sólo era la amante del jefe. Solo había hecho unos comentarios acerca de ella”.

Enrique abrió bien los ojos, conmocionado. “¿Qué? Dimelo absolutamente todo. ¿De qué amante estás hablando?”.

Leticia respondió: “El jefe trajo a su amante y su hijo a la guardería hace unos días. Y yo…. Leticia entendió por fin la gravedad de la situación. Le contó a su padre la verdad sobre lo hecho.

Después de escuchar la verdad, tanto Enrique como su mujer se quedaron asombrados.

que habia

Ambos miraron a Leticia totalmente desconcertados. Enrique levantó la mano y golpeó a su hija sin dudarlo. Rugió enfadado: “ilmbécil!”.

Leticia se echó a temblar por la bofetada. Enrique se puso furioso y señaló a su hija.

“No te llames a ti misma mi hija. ¿Se puede ser más necia? ¿Una amante? Ella hasta le dio un hijo al jefe. ¿Qué te hace creer que es solo una amante desconocida?”.

“¿Cuándo el jefe ha consentido que las mujeres se le acercasen?”.

“Ya le dio un hijo. ¿Alguna vez has escuchado que tenga hijos bastardos?”.

“Ese niño es el hijo del jefe. Es nada menos que el primogénito del jefe. ¿Cómo puedes tener el atrevimiento de considerarlo un hijo bastardo?”.

Leticia se tocaba la cara sin expresarse, sin sentir la más minima incomodidad. De repente se le ocurrió algo. Debia estar de acuerdo en que su padre tenía razón.

“Me debieron despedir por haber ofendido el otro día a esa mujer y haberte implicado en todo este asunto sin saberlo”.

Leticia estaba tan asustada que las lágrimas le corrían por la cara. “Papá, realmente me descuidé e hice una estupidez. En aquel momento no me di cuenta de que esto era verdaderamente serio”.

“No pensé que la señora no fuera una mujer corriente. Yo… Yo… Papá, ¿Qué deberíamos hacer ahora?”.

“¿Llevará a cabo la mujer una venganza contra nosotros?”.

Tu…! ¡Tú eres un completo imbécil!”.

La ira invadió a Enrique. Regañó furiosamente a su hija: “Ahora que hemos llegado a esto, ¿Todavía crees que esto sucede porque la mujer haya tenido un problema contigo?”.

Leticia miró a Enrique perdida.

“Papȧ, si no fue ella, ¿Por quién más podría ser?”.

Enrique y su mujer miraron sorprendidos a Leticia. En sus rostros se reflejaba lo que pensaban por dentro.

No podían creérselo. ¿Cómo podían tener una hija tan estúpida?.

Leticia se mordía el labio y miraba a sus padres con desesperanza.

Enrique dijo: “¡Has cabreado al jefe!”.

“¿No lo comprendes? Le has faltado al respeto a la mujer y al niño, y por eso has ofendido directamente al jefe”.

“No hacía falta ni que la mujer se quejara públicamente. El jefe nos llevó por su propia voluntad en el momento en que ella veía molesta”.

“¿Por qué otra razón me harían dejar el Grupo Estrella Polar? ¿Y por qué te iban a echar de la guardería?”.

“Está claro que ella no es una simple amante para él. también podría acabar siendo…”.

Aunque Enrique no lo haya dicho en voz alta, Leticia ya sabía lo que quería decir.

Tras escuchar esto, su cara se puso muy pálida.

“¿A qué estás esperando? Vamos a Paraíso a presentar nuestras disculpas y a solicitar el perdón de inmediato”. Exclamó Enrique enfadado.

“¿Pedir disculpas?”. Una mirada indecente apareció en el pálido rostro de Leticia.

No podia evitar acordarse de su desprecio hacia Andrea el otro día. Ahora debía arrastrarse ante ella, excusarse y suplicar perdón como un perro.

“¿A qué esperas, todavía te inquieta tu intrascendente orgullo?”.

“Déjame que te lo diga claro. Si nos autorizan a ver a la mujer hoy, quiere decir que todavía queda

esperanza para nuestra familia”.

“Puede que ni siquiera puedas humillarte y pedir disculpas personalmente…”.

En cuanto Leticia escuchó lo que dijo su padre, se quitó esos pensamientos de la cabeza y se sintió intimidada por el miedo. Salió a toda prisa de la Residencia junto a su padre.

Después de que el padre y la hija llegaran a Paraiso en auto, se detuvieron en la entrada, la puerta estaba bien cerrada. Enrique cogió su celular y telefoneó a Fausto.

En el momento en que Fausto contestó al teléfono, Enrique no tardó en exponer el motivo de su comparecencia. Tras finalizar, Enrique esperó con ansiedad, pero se le denegó la entrada.

Fausto dijo: “Mis disculpas, el Jefe y la señorita López ya no reciben invitados”.

La cara de Enrique se puso pálida y dijo con ansiedad: “Fausto, somos conscientes de que nos hemos equivocado. Solo queríamos disculparnos ante el jefe y la dama. Leticia es solo una muchacha que no entiende nada. Esperamos que el jefe le dé una oportunidad”.

Leticia parecía estaba pálida al ver a su poderoso padre hablar con humildad a Fausto, suplicándole que solicitara una audiencia con el jefe.

Se había equivocado. Había cometido un error. Nada menos que un terrible error.

Si hubiese sabido que la señora no era una amante cualquiera, jamás la ofendería.

Fausto hablaba con tono decidido: “Enrique, el señor Sánchez y la señorita López no desean ser interrumpidos. ¿Entiendes?”.

Su voz sonaba firme.

Enrique abandonó la esperanza y cortó la llamada. Era consciente de que ya no estaba autorizado a solicitar una audiencia con el jefe.

Sus manos cayeron a los lados de su cuerpo y su teléfono cayó por el suelo.

Leticia se dio cuenta de la reacción de su padre y un profundo miedo apareció en su cara. “Papá, ¿Por qué, por qué no nos quiere recibir?”.

Ambos esperaron fuera de paraíso un rato. Finalmente, abandonaron la residencia completamente desolados.

En el fondo, ellos sabían que desde ahora serían expulsados ya del seno de la familia Sánchez y rebajados a sus escalones más bajos. Habían perdido toda su gloria.

Como Leticia ya no estaba trabajando en la guardería, Brandon continuaría asistiendo a la escuela.

Cuando llegó el auto a la puerta de la guardería, Luis ya estaba esperando para recibirlos.

Esta vez miraba a Andrea y a Brandon con el mayor respeto.

Andrea dijo sonriendo: “Director, me gustaría que Brandon fuese tratado como a cualquier otro niño”.

Luis se detuvo brevemente y comprendió lo que ella pretendía decir. Inmediatamente, asintió con la cabeza y respondió en tono respetuoso: “Tranquila. Me encargaré personalmente de que nadie le complique las cosas a Brandon Me aseguraré de que todos se lleven bien con él”.

Brandon acompañó a Luis al interior de la escuela con su cartera. Damián y Andrea no se bajaron del

auto.

“No te preocupes. Luis se ocupará muy bien de Brandon. Por otra parte, he enviado guardaespaldas para que protejan a Brandon en secreto”.

Al marcharse Brandon a la guarderia, Damián reconfortó a Andrea.

Andrea respondió: “Ajá. No estoy preocupada para nada por la seguridad de Brandon. Es su primera vez en la guardería, por eso no soporto verlo marchar”.

Damián vio cómo Andrea sequia clavando los ojos en Brandon por la espalda hasta perder completamente de vista al chico. Él no pudo evitar soltar una sonrisa,

“En unos días, anunciaré tu existencia y la de Brandon. ¿Qué te parece?”.


La Esposa Del Multimillonario by Anonimo

La Esposa Del Multimillonario by Anonimo

Score 0.0
Status: Ongoing Type: Author: Released: 2023 Native Language: Spanish
“La Esposa Del Multimillonario by Anonimo ” is an amazing book that you can read for free. This amazing book has all the things that will keep you engaged from the beginning of the page to the last line of the book. Before going into more details, here is the summary of this book;
What is La Esposa Del Multimillonario by Anonimo about?
 
This is an interesting book full of Romance.
 
How many pages are there in La Esposa Del Multimillonario by Anonimo ?
 
There are ongoing pages in this book.
 
Does La Esposa Del Multimillonario by Anonimo have a happy ending?
 
Yes, it ending is very interesting and unpredictable. All the characters are very well connected and engaged.
 
Is La Esposa Del Multimillonario by Anonimo based on a true story?
 
No, it is a fictional story.
 
Why you should read La Esposa Del Multimillonario by Anonimo?
  There are many reasons why reading this novel can be a valuable and enjoyable experience. Here are a few:
  1. Improves cognitive function: Reading a novel requires your brain to process and remember information, which can improve your cognitive function, including memory and critical thinking skills.
  2. Expands vocabulary: Reading a novel exposes you to a wide range of vocabulary, which can help you improve your own vocabulary and communication skills.
  3. Develops empathy: Fictional novels often offer perspectives from characters with different experiences and backgrounds, which can help you develop empathy and understanding for others.
  4. Provides an escape: Reading a novel can be a great way to escape from the stresses and worries of daily life, offering a chance to relax and unwind.
  5. Enhances creativity: Fictional novels often involve creative storytelling, which can inspire your own creativity and imagination.
Overall, reading a novel can be a rewarding and enriching experience that offers many benefits beyond just entertainment.
4 Reasons You Should Read La Esposa Del Multimillonario by Anonimo at Night
Reading a novel at night can have several benefits. Here are a few reasons why:
  1. Helps you unwind: Reading a novel before bed can be a great way to unwind and relax after a long day. It can help to calm your mind and reduce stress, making it easier to fall asleep.
  2. Improves sleep quality: By reducing stress and promoting relaxation, reading a novel before bed can help improve the quality of your sleep. This can lead to feeling more refreshed and energized the next day.
  3. Enhances imagination: Reading a novel at night can help stimulate your imagination, as you have more mental space to imagine the scenes and characters described in the book. This can help to make the reading experience more immersive and enjoyable.
  4. Provides a break from screens: Reading a physical book can provide a break from screens and electronic devices, which emit blue light that can interfere with sleep quality.
Overall, reading a novel at night can be a great way to promote relaxation, improve sleep quality, and enhance your imagination.

Comment

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Options

not work with dark mode
Reset