La Esposa Del Multimillonario Capítulo 34

La Esposa Del Multimillonario Capítulo 34

Capítulo 34

Elisa abrió los ojos con horror al mirar al gran caballo negro que galopaba hacia ella. Se olvidó por completo de reaccionar.

El gran caballo negro salió de la nada, dejando a Elisa y Adrián igualmente sobresaltados.

El pequeño caballo blanco se sobresaltó e instantáneamente corrió salvajemente.

Elisa gritó mientras se caia del caballo.

Al mismo tiempo, el caballito blanco pisoteaba la pantorrilla de Elisa mientras corria descontroladamente.

Andrea simplemente se ‘ue cabalgando en el gran caballo negro.

La chica de pelo corto y sus amigas miraban desde el salón. En el momento en que captaron la escena, corrieron apresuradamente hacia Elisa.

“¡Elisal”

Miranda Sanchez se sobresaltó tanto que se lanzó al lado de su hermana pequeña. Elisa tenía tanto dolor que se desmayó con la cara espantosamente pálida.

“Adrián, ¿no se suponia que debías estar pendiente de mi hermanita?”, cuestionó Miranda con severidad.

Adrian estaba perdido y no sabia qué hacer.

Después de salir de su conmoción, rápidamente se alejó y le rugió a Andrea: “¡Ven aqui!”.

Andrea rio heladamente y lo ignoro por completo.

Elisa hizo un intento de asustar al caballo negro y se olvidó de que podría ponerse en peligro también. Andrea, naturalmente, tuvo que defenderse, no tenía por qué quedarse de brazos cruzados.

drea palmeó al caballo negro un par de veces. Se inclinó hacia adelante y elogió al caballo por la oreja, “¡Moreno, bien

hecho!”.

Ella le dio al caballo un pulgar hacia arriba.

El gran caballo negro parpadeó. Ahora, su actitud hacia Andrea había sufrido un cambio radical.

Cuando Andrea extendió su mano, inclinó la cabeza hacia un lado y la colocó en su palma. Procedieron a cabalgar

tranquilamente.

El caballo estaba igualmente emocionado por el paseo. Este ser humano era bueno y no se dejaba llevar por el caballo, por lo que la había aceptado en su corazón.

Después de interactuar con el caballo, Andrea caminó hacia ellos tranquilamente y observó desde un costado.

“Elisa, despierta”. Miranda sacudió el hombro de Elisa con ansiedad. Elisa despertó poco a poco. Su rostro parecia contorsionado por el dolor mientras gotas de sudor caían por su frente.

La chica de cabello corto ya había llamado a la ambulancia, probablemente llegaría pronto.

Miranda se dio la vuelta y fue hacia Andrea con furia. Abofeteó a Andrea sin dudarlo.

Andrea tranquilamente se movió un poco hacia un lado, y Miranda no dio a Andrea.

Como Miranda estaba corriendo demasiado rápido, se lanzó hacia adelante por el impulso y cayó al suelo.

Estaba claro lo fuerte que Miranda había tratado de abofetearla.

Andrea inclinó la cabeza hacia un lado y miró a Miranda.

En el momento en que Miranda vio esto, sus ojos instantáneamente se pusieron rojos. ¡Era una arrogante!

“¡Miranda!”.

La chica de pelo corto gritó mientras avanzaba para levantar a Miranda.

Todos miraron a Andrea con ojos asesinos y se enfurecieron con ella.

El entrenador de caballos, Adrián, miró a Andrea. Por la mirada en sus ojos, estaba claro que ella estaba acabada.

Extendió las manos y señaló a Andrea mientras decía amenazadoramente: “¡Te vas a enterar!”.

Se volvió y le dijo a Miranda en tono de disculpa: “Señorita Miranda, fue mi culpa. No deberíamos haber permitido que clientes como ella entraran al club”.

Su rostro se puso pálido cuando miró a Miranda y Elisa con simpatia y dijo: “¿Por qué no nos olvidamos de esperar la ambulancia? ¿Qué tal si llevo a la señorita Elisa al hospital?”.

“El hospital puede esperar. Tengo que darle una lección a esa mujer ahora”.

Miranda se levantó del suelo. Miró a Adrián con furia.

“Llama a la persona a cargo del club. Las piernas de mi hermana pequeña están gravemente heridas. ¡Me aseguraré personalmente de que esa arrogante pierda las piernas para compensarlo!”.

“Tu hermana pequeña azotó a mi caballo deliberadamente y lo asustó ¿Cómo puedes ser tan irrazonable?”. Andrea replicó

friamente.

“Además, era la primera vez que montaba a caballo y me diste un caballo tan salvaje”.

“Está claro que el entrenador de caballos y tu hermana pequeña tienen un problema conmigo y no les caigo bien. Perfecto. Cuando llegue el encargado del club, me aseguraré de contarle lo que pasó”.

“Hmph. Estúpida mujer. Eres buena echando la culpa a los demás”.

“Mi hermana pequeña está muy herida. Se crió en una familia rica, por lo que siempre ha sido delicada. Nunca ha sufrido tanto dolor en su vida”.

“He cambiado de opinión. No solo te voy a hacer pagar con las piernas, sino que también te voy a mandar a la cárcel de por vida”, le dijo Miranda con saña a Andrea.

Todos miraban a Andrea, esperando ver un espectáculo.

Andrea sonrió friamente con una mirada gélida en sus ojos.

Adrian la regañó: “¿No tienes modales? ¿No pudiste dejar que la señorita Elisa terminara su carrera primero? Además, hay tantas pistas aqui. ¿Tuviste que usar la misma que la señorita Elisa? Ahora que has provocado un accidente, ¿puedes permitirte el lujo de rendir cuentas? ¡Espera a que te metan en la cárcel!”.

Adrian parecia severo mientras hablaba. Estaba aterrorizado de que Miranda lo hiciera responsable del accidente, por lo que siguió culpando a Andrea.

Mientras culpara con éxito a Andrea, podría salirse con la suya. Entonces cuando la persona a cargo llegara, posiblemente no seria castigado por su negligencia.

“Eso no es lo que dijiste antes”.

Andrea dijo con sarcasmo: “¿No es tu responsabilidad cuidarnos a las dos? No solo no me voy a hacer responsable de la señorita lesionada, sino que también voy a responsabilizar al club por este accidere”.

“Me diste un caballo indomito. Como entrenador de caballos, también me menospreciaste y no me mostraste respeto”.

Miró a Elisa y le dijo: “Además, voy a demandar a esta señora herida. Deliberadamente azotó a mi caballo con su látigo y me dio un susto, por eso mi caballo perdió el control”.

“Afortunadamente, no me lastimé. Sin embargo, ella es responsable de querer herirme a propósito”.

“¡Esto es muy gracioso!”.

Miranda apretó los dientes. “¿Heriste a mi hermana pequeña y ahora quieres demandarla? ¿Por qué tengo la sensación de que intencionalmente causaste sus heridas?”.

“Veamos cómo pretendes torcer la verdad entonces”. Andrea se cruzó de brazos mientras la miraba con frialdad.

“Tú… tú… eres solo una mantenida. ¿Cómo te atreves a discutir para salir de esto? ¿Sabes dónde estás? Este no es lugar para que seas irrazonable. ¿Quién es tu sugar daddy? Lo voy a llevar a la bancarrota”.

La chica de pelo corto miró a Andrea con saña mientras se reia con frialdad.

La mujer no era nadie para comportarse así. ¿Cómo se atrevía a actuar con arrogancia delante de ella? Si no le daba una lección, nunca aprendería.

“Claro que sé dónde estoy. En cuanto a mi sugar daddy, ¿por qué no le dices que venga?”.

Andrea entrecerró los ojos y sonrió.

Adrián dijo furioso: “Ella es tan grosera. ¡Qué maleducada! ¡Señorita Miranda, no la dejes salir con la suya!”.

Extendió la mano y señaló a Andrea mientras decía con tono acusador: “Te vi lastimar a la señorita Elisa con mis propios ojos”.

“Puedo ser testigo. Puedo probar que lastimaste a la señorita Elisa. Además, también atacaste a la señorita Miranda. Tu y tu sugar daddy estáis acabados”.

“Lo mismo te digo”, dijo fríamente Andrea.

Ella dijo: “Debe haber cámaras de vigilancia en el club, ¿verdad? Una vez que revisemos las imágenes de vigilancia, sabremos que la señorita Elisa azotó intencionalmente a mi caballo. Realmente se lo busco”.

Adrián se congeló torpemente antes de reírse en voz alta. Las imágenes de vigilancia? Bueno, tenemos cámaras de vigilancia en las instalaciones de equitación”.

*Sin embargo, depende de nosotros mostrarlo o no. Si digo que no lo tenemos, entonces no lo tenemos. ¿Qué puede hacernos?”.

“Permiteme recordarte que el club es propiedad de la Corporativa Sánchez.

“Tal vez tu sugar daddy sea rico, pero en comparación con la Corporativa Sánchez, poderas convertirlo en un pobre en cuestión de minutos”.

“Si no quieres causarle problemas a tu sugar daddy, te sugiero que cuides tu lengua y actúes sabiarnente”.

Adrián rio friamente mientras hablaba con Andrea.

Andrea estaba tan enojada que se rio. “No hay duda de que eres arrogante. En ese caso, espero que por tu bien, puedas seguir así”.

Andrea recuperó su teléfono y llamó a Damián.

Damián estaba sentado en la sala VIP y hablando con el encargado del club de equitación.

El responsable era José Sánchez. En este momento, estaba parado frente a Damián con cautela sin siquiera atreverse a respirar con rapidez. Estaba muy emocionado de ver al cacique.

Nunca imaginó que tendría la suerte de ver al cacique en persona.

Cuando sono el teléfono, Damián contestó. Momentos después, colgó el teléfono..

La expresión afable de su rostro desapareció por completo. Miró a José con frialdad, se levantó y salió. “Ven conmigo.”

El rostro de José palideció. “¿Pasó algo?”.

-Damián dijo con frialdad mientras José lo seguía con ansiedad: ¿Estás haciendo bien tu trabajo en la administración del

club? Algo sucedió, pero nadie lo informó. Además, ¿no revisas el carácter de tu personal antes de contratarlos?”.

José sintió miedo por dentro. Algo grande debía haber sucedido en el club.

En ese momento, un empleado del club de equitación corrió ansioso.

En el momento en que el empleado del club notó que alguien más estaba con José, dudó brevemente y no supo si debía seguir informando sobre el asunto.

José gritó: “¿Qué pasó? ¡Dimelo ahora mismo!”.

El empleado se sobresaltó. Rápidamente le contó al gerente del club sobre la situación.

José miró la cara de enojo de Damián y se preguntó: “¿El cacique estaba molesto porque la señorita Elisa se lastimó en el

club?”.

En el momento en que corrieron alli, vieron a la gente discutiendo.

Cuando José llegó a la escena, miró a Elisa y a los demás. Preguntó con severidad: “Adrián Palacio, ¿qué pasó?”.

Adrián se acercó y rápidamente le contó una historia adornada mientras señalaba a Andrea.

José miró a Andrea con frialdad.

Al mismo tiempo, Damián ya se había acercado a Andrea y le preguntó preocupado: “¿Te lastimaste?”.

Andrea había perdido su arrogancia. Ella bajó los ojos en silencio y sacudió la cabeza suavemente. Parecía vulnerable e indignada mientras decia en voz baja: “Estoy bien. No me lastime.

José quiso reprender a Andrea por lastimar a la señorita Elisa, pero se quedó estupefacto. Casi cometió un gran error y estaba aterrorizado solo de pensarlo.

Adrián tenia la culpa de ser tan idiota.

A

Miranda y los demás no conocían a Damián en absoluto. Miraron con la boca abierta cuando lo vieron. ¡No esperaban que el hombre de esa mujer fuera tan sexy!

Adrián se rio con frialdad y dijo: “Jefe, esta mujer se ha pasado tres pueblos. ¡Tenemos que responsabilizarla por lastimar a la señorita Elisa!”.

“¡Cierra el pico!”, gritó José enojado. Realmente queria golpear al idiota hasta la muerte.

“Si quieres saber quién es la verdadera victima, solo revisa las imágenes de vigilancia”, dijo Andrea.

Adrián miró burlonamente a Andrea y mintió entre dientes: “Nuestras cámaras de vigilancia han estado fuera de servicio desde ayer. No han estado funcionando desde entonces”.

“Maldito seas”. José le dio una bofetada a Adrián en el acto, dejándolo atónito.

José giró la cabeza y llamó al asistente.

Apretó los dientes y dijo con severidad: “Consigue las imágenes de vigilancia. Quiero ver cada segundo de lo que pasó”.

“Si”, dijo el asistente antes de irse.

Adrián no podia entenderlo. “Jefe?”.

Elisa también parecia completamente desconcertada

José miró con dagas a Adrián como si quisiera matarlo en el acto. Deseaba con todo su corazón que la joven no lo culpara por el incidente. De lo contrario, iba a perder su trabajo.

Al pensar en esto, se inclino levemente y se acercó a Andrea. Dijo con cautela: “Señorita, lamento sinceramente haberla asustado. Permitame disculparme por no vigilar al personal”.

Adrian estaba estupefacto por las acciones de José.

Miranda y los demás inmediatamente palidecieron. Incluso su padre mostraba respeto por José. Sin embargo, José estaba tratando a la mujer que despreciaban con tanta reverencia.

“¿Qué estaba pasando?”.

“¿Que salio mal?”.

En ese momento llegó la ambulancia al club.

En cambio, Andrea dijo: “La señorita Elisaaún no se puede ir. Ella estuvo involucrada en lastimarme intencionalmente. Todavia tengo que hacer un informe policial sobre esto”.

“Esto es pura tonteria. ¿Cómo puedes retrasar el tratamiento de mi hermana pequeña?”.

Tampoco puedes impedirme que busque justicia o que interfiera en la investigación de la policia”. Una mirada fria recorrió los ojos de Andrea.

Damián sonrió al ver a Andrea defenderse. Volvió la cabeza y miró a José con frialdad.

José captó la idea y dijo: “No tenemos prisa por enviar a la señorita Elisa al hospital. En mi opinión, sus heridas no son tan graves. Entonces esperemos a que llegue la policia”.

Miranda y los demás miraron a José con incredulidad.

En el pasado, José les sonreía alegremente. Sin embargo, su rostro parecía helado ahora.

Un sentimiento ominoso surgió en sus corazones. De repente voltearon a mirar a Damián con miedo.

Estaban a punto de hablar cuando el asistente de José se acercó.

Se acercó mientras sostenía un teléfono. Mostró las imágenes de vigilancia en el teléfono a todos.

Después de ver las imágenes de vigilancia, el rostro de José se puso pálido.

El rostro de Damián se oscureció por completo.

“Cacique, lo siento por no ejecutar bien mis deberes. Por favor, no se enoje. Hice un mal trabajo administrando al personal. Por favor, perdóneme y deme la oportunidad de hacer las paces”.

José temblaba de miedo mientras imploraba repetidamente.

En el momento en que las mujeres escucharon la palabra “cacique”, se quedaron atónitas y sus rostros se volvieron tan blancos como un folio.

Miranda y los demás miraron a Damián con incredulidad antes de mirar a Andrea parada a su lado. ¿El cacique es su sugar daddy?”.

La noticia fue tan alucinante que Miranda puso los ojos en blanco y se desmayó en el acto.

Los policías llegaron allí en poco tiempo. Después de mirar las imágenes de vigilancia, los policias se llevaron a Miranda. Elisa había intentado agredir a Andrea, por lo que también fue llevada a la comisaria para ser investigada.

Finalmente, fue el turno de Adrián.

Adrián estaba cagado de miedo para entonces. Su frente estaba cubierta de sudor y su rostro carecía de color.

En el momento en que José lo miró con saña, sus piernas se aflojaron mientras se dejaba caer al suelo frente a Andrea.

*Señorita, lamento mucho no haber sabido quién era usted. Por favor, tenga piedad y perdóneme”.

Andrea se encogió detrás de Damián y no se molestó en hacerle caso.

Damián permaneció en silencio con una mirada fria en su rostro.

José le dio una fuerte patada a Adrián y lo regañó: “Pierdete. ¡No hay lugar para un personal como tú que no respeta a los chentes!.

La Esposa Del Multimillonario by Anonimo

La Esposa Del Multimillonario by Anonimo

Score 0.0
Status: Ongoing Type: Author: Released: 2023 Native Language: Spanish
“La Esposa Del Multimillonario by Anonimo ” is an amazing book that you can read for free. This amazing book has all the things that will keep you engaged from the beginning of the page to the last line of the book. Before going into more details, here is the summary of this book;
What is La Esposa Del Multimillonario by Anonimo about?
 
This is an interesting book full of Romance.
 
How many pages are there in La Esposa Del Multimillonario by Anonimo ?
 
There are ongoing pages in this book.
 
Does La Esposa Del Multimillonario by Anonimo have a happy ending?
 
Yes, it ending is very interesting and unpredictable. All the characters are very well connected and engaged.
 
Is La Esposa Del Multimillonario by Anonimo based on a true story?
 
No, it is a fictional story.
 
Why you should read La Esposa Del Multimillonario by Anonimo?
  There are many reasons why reading this novel can be a valuable and enjoyable experience. Here are a few:
  1. Improves cognitive function: Reading a novel requires your brain to process and remember information, which can improve your cognitive function, including memory and critical thinking skills.
  2. Expands vocabulary: Reading a novel exposes you to a wide range of vocabulary, which can help you improve your own vocabulary and communication skills.
  3. Develops empathy: Fictional novels often offer perspectives from characters with different experiences and backgrounds, which can help you develop empathy and understanding for others.
  4. Provides an escape: Reading a novel can be a great way to escape from the stresses and worries of daily life, offering a chance to relax and unwind.
  5. Enhances creativity: Fictional novels often involve creative storytelling, which can inspire your own creativity and imagination.
Overall, reading a novel can be a rewarding and enriching experience that offers many benefits beyond just entertainment.
4 Reasons You Should Read La Esposa Del Multimillonario by Anonimo at Night
Reading a novel at night can have several benefits. Here are a few reasons why:
  1. Helps you unwind: Reading a novel before bed can be a great way to unwind and relax after a long day. It can help to calm your mind and reduce stress, making it easier to fall asleep.
  2. Improves sleep quality: By reducing stress and promoting relaxation, reading a novel before bed can help improve the quality of your sleep. This can lead to feeling more refreshed and energized the next day.
  3. Enhances imagination: Reading a novel at night can help stimulate your imagination, as you have more mental space to imagine the scenes and characters described in the book. This can help to make the reading experience more immersive and enjoyable.
  4. Provides a break from screens: Reading a physical book can provide a break from screens and electronic devices, which emit blue light that can interfere with sleep quality.
Overall, reading a novel at night can be a great way to promote relaxation, improve sleep quality, and enhance your imagination.

Comment

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Options

not work with dark mode
Reset